Juan Ignacio Piña, abogado de la familia del dictador Augusto Pinochet y ex subsecretario de Justicia del primer gobierno de Piñera, asumió el 12 de julio – un día después del corte del suministro de agua potable en Osorno por contaminación – la representación de la empresa sanitaria Essal.

La Tercera es la que informa que, quien también presidiera el Consejo de Defensa del Estado entre 2014 y 2017, tendrá que preparar ahora la defensa de la empresa, que se encuentra a la espera de que la Fiscalía termine su investigación. Esto para esclarecer la responsabilidad de Essal en el derrame de petróleo en el sistema de agua potable, que obligó a suspender el suministro a los más de 130.000 habitantes de la ciudad de Osorno.

Los habitantes de la zona se encuentran sin servicio de agua potable hace ya nueve días y aún no hay una fecha establecida para la reposición de este. Por esto, el Ministerio Público deberá constatar las responsabilidades de la empresa y sus directivos, y además investigar un posible dolo del operario encargado de abrir la válvula la madrugada del derrame.

Debido a su nueva representación, Piña debió renunciar a su cargo como coagente de Chile en la demanda por el río Silala, dimisión que el gobierno aceptó en vista de la nueva asesoría que asumió el abogado.