Este sábado en El Mercurio de Antofagasta, se informa sobre la cesión de una propiedad fiscal por parte del gobierno, a un centro que estará a cargo de una “médium”, quien dice poder sanar enfermos a través de una conexión espiritual con sus “colegas del cielo”, haciendo referencia a médicos que ya fallecieron.

Así lo constata la Gobernación Provincial de Antofagasta, según el medio, que confirmó que entregará esta casa a un “centro de sanación espiritual”, en el que se asegura poder curar a los pacientes a través de una comunicación con doctores y especialistas muertos. La gobernadora provincial, Katherine López, también asegura en el comunicado que el espacio era utilizado para el consumo de alcohol y drogas por parte de ocupantes ilegales.

“Hoy los vecinos estarán más tranquilos porque este sitio va a ser utilizado con un fin que va a favorecer a toda la comunidad“, dice López.

El Centro Espiritual Luz y Progreso se dedica – según la gobernación – a la “sanación de enfermos a través de médicos que ya han fallecido y siguen trabajando en esta tierra, pero desde otra dimensión“. Así también, desde el organismo gubernamental aseguran que participan médicos y profesionales de la ciudad que refieren a sus pacientes al centro.

“Son un centenar de almas de diferentes especializaciones, que se manifiestan a través de la médium, para seguir ayudando a las personas, pero desde otro plano, el celestial”, dice el comunicado oficial de la gobernación.

A raíz de esto, diversos profesionales de la salud y organizaciones médicas criticaron no solo la cuestionable efectividad del tratamiento espiritual, sino también la entrega de una propiedad del gobierno a este tipo de organizaciones, en vez de ocupar el espacio para una Cruz Roja, como ejemplifica al medio el doctor Pedro Ziede de “Sembrando salud”.