Un reportaje de Informe Especial dio a conocer los antecedentes del juicio de 2005 en el que Hugo Pastén Espinoza, fue condenado a 24 años de cárcel por robo con violación a dos mujeres. El mismo hombre que hoy es el principal imputado en los casos de asesinato y desaparición de tres mujeres en Copiapó, fue liberado de esa condena antes de cumplir siquiera la mitad de lo establecido. 

Todo comenzó cuando en 2005 el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Copiapó, condenó a Hugo Pastén a 24 años y un día de prisión por el delito de robo con violación contra dos ciudadanas de Copiapó.

Sin embargo, amparado en buena conducta, accedió a beneficios carcelarios, y antes de cumplir la mitad de su condena salió en libertad. Poco tiempo después, atacó a Catalina Álvarez, Sussy Montalvan y Mariana Cabrera. 

El abogado querellante del caso de 2005, René Navarro, afirmó que Pastén “Es un psicópata, pero no es una persona que esté enferma, él está en sus cinco sentidos”, enfatizando que no debe percibirse como un tema patológico, sino como de responsabilidad total del individuo. 

Yo como abogado quedé afectado, imagínate las víctimas y familiares, esta cuestión es de terror, de terror profundo”, agregó Navarro. 

El modus operandi de Pastén era que primero robaba y luego violaba a sus víctimas. Para ser más precisos, llevaba a sus víctimas a sitios eriazos de Copiapó, en donde las amarraba y las violaba anal y vaginalmente, además de golpearlas. 

Para ello utilizaba un cuchillo de 18 cms. que sumada la empuñadura llegaba a 25 cms. 

Eso fue lo que pudo establecerse en el juicio que lo condenó en 2005. Pero según el abogado querellante de aquella causa, Pastén utilizó una descarada defensa en aquel entonces. “Decía que sus víctimas lo contrataban por servicios gigoló, de hecho en el juicio oral se presentó con camisa corta, pelo mojado, como diciendo ´soy muy rico´”, relató Navarro. 

Al ser consultado respecto del cuchillo que portaba, el acusado contestó: “yo siempre he portado un cuchillo entre mis pertenencias”.

Una de las víctimas en aquel juicio, afirmó que “Tengo rabia porque salió antes del tiempo y tiene muchos beneficios (…) salió inmediatamente y empezó a hacer las mismas cosas y peores”. Y confirmó lo planteado por Navarro, afirmando que “Cuando lo defendieron a él también, su abogado dijo que él se vendía sexualmente, como queriendo decir que le pagué al hombre”.

Cabe recordar, que los casos por los que Hugo Pastén es perseguido actualmente corresponden a Sussy Montalvan, muerta en un incendio en Copiapó, en cuyo auto se encontró cabello de Pastén, y cuya última llamada fue también con el acusado. Marina Cabrera, joven boliviana de 24 años, encontrada muerta en un pique minero abandonado a las afueras de Copiapó. Y Catalina Álvarez, joven menor de edad, que hasta hoy se encuentra desaparecida. 

Desde enero de este año la violación se incluyó en la lista de delitos cuyos condenados deben cumplir al menos dos tercios de su condena para acceder a beneficios, por lo que un caso exactamente igual al de Hugo Pastén, no puede repetirse. 

Te recordamos que si eres víctima de violencia, o conoces a alguna víctima y quieres informarte sobre qué hacer, llama al Fono Ayuda y Orientación 1455. La línea anónima atiende todos los días, las 24 horas. Gratuito también desde celulares. Además, acá puedes ver una guía sobre cómo y dónde realizar una denuncia.