Presencias” es el nombre de la exposición de las obras de Graciela Sacco, que se estarán exhibiendo en la explanada y en la sala audiovisual del Museo de la Memoria como parte del recorrido que Bienalsur hará por diferentes ciudades de Chile mostrando el trabajo de reconocidos artistas.

La trayectoria de la artista argentina se enmarca principalmente en la fotografía, vídeo e instalación. Sus producciones utilizan la luz y la gráfica, mediante las que se invita a reflexionar sobre asuntos políticos y sociales. Aquella materialización de las ideas e instalación de conceptos han construido una fuerte identidad en el trabajo de la artista, que le ha traído el reconocimiento internacional.

Bajo la curaduría de Diana Wechsler, Presencias aborda el tema de los tránsitos, las migraciones y los destierros. Son afirmaciones que refuerzan la incertidumbre, cuestionan las posiciones entre “nosotros” y los “otros”, rebaten cualquier certeza construida durante siglos sobre los modos de control de espacios y territorios.

En, “¿Quién fue?“, una de las obras destacadas de la exposición, Sacco utiliza un dedo acusador impreso en distintas superficies y ubicados en diferentes lugares del espacio público (ventanales, muros, zonas de paso), con la certeza de que la experiencia de tránsito de cada uno de los sujetos que camina por los distintos espacios es singular, subjetiva, y se ubica en el tiempo ahora de cada espectador. Por eso esta acción se sitúa en un presente contínuo actualizándose en la mirada de cada uno de ellos.

En tanto, “Ojos”, fue una obra inaugurada por la artista de Venecia, donde colocó ojos de los “extranjeros” por toda la ciudad. Sobre muros, columnas, puentes, escaleras, pasajes, etc; Sacco traspone partes de ojos sobre acrílico que interpelan, sorprenden o interrogan a quienes los enfrentan.

Finalmente, T4 corresponde a una videoinstalación filmada en la estación madrileña del mismo nombre, en la que se ven las sombras de gente que transita en un loop infinito. Todas estas obras podrán ser vistas de manera gratuita en distintos espacios del Museo de la Memoria hasta el 4 de agosto.