La Fiscalía investiga diversas denuncias contra Aldeas SOS en Quilpué. Las graves acusaciones contra el organismo colaborador del Sename incluyen correazos y maltratos a los niños.

Una denuncia anónima llevó a la directiva de Aldeas Infantiles SOS Chile a tomar medidas y desintegrar el equipo del programa en Quilpué, según consigna Radio Bío Bío.

En un correo electrónico recibido en enero se dieron a conocer las vulneraciones que sufrieron nueve menores, de entre 11 y 17 años.

Según indica la denuncia, el director Julio González fue acusado por dos niños, quienes señalaron que el hombre los castigó con correazos por no obedecer.

Otro de los acusados fue el subdirector del programa, quien habría abusado psicológicamente de tres menores, a los cuales habría calificado de monstruo, degenerado sexual y retrasado mental.

Desde Aldeas Infantiles SOS Chile comunicaron que tras una investigación interna se decidió desvincular al equipo directivo.

“Se inició una investigación administrativa con un equipo interdisciplinario. Ante las recomendaciones levantadas en este informe, Aldeas Infantiles SOS Chile toma la decisión de desvincular a los trabajadores que aparecen involucrados”, afirmaron en un comunicado.

Por su parte, el Sename presentó una querella por maltrato relevante y trato degradante en el Juzgado de Garantía de Quilpué contra el exdirector, el exsubdirector y otras cuatro funcionarias, que también habrían maltratado a menores.

“Se solicitaron medidas cautelares de prohibición de acercamiento a los niños, niñas y adolescentes por parte de dos de los implicados; la realización de supervisiones extraordinarias presenciales cada 15 días; y se instruyó plan de mejora para el centro, que abarca los diversos ámbitos de funcionamiento, lo cual ha sido monitoreado constantemente, al igual que las causas proteccionales”, señalaron desde la institución.