“Sabemos el nombre, la dirección y el teléfono del presunto remitente que está siendo investigado por la Fiscalía y también por el OS7 de Carabineros”. Esa fue la convicción con la que el Presidente Sebastián Piñera dio a conocer los primeros avances de las pesquisas, tras la bomba que explotó en una comisaría en Huechuraba, el jueves pasado.

Pero Piñera se adelantó. Analistas plantearon que, probablemente, el remitente era falso, por lo que el Presidente no debió dar esas declaraciones. Con ese contexto de fondo, este miércoles, Sadi Melo, alcalde de El Bosque, presentó ante el 11° Juzgado de Garantía de Santiago una querella criminal en contra de todos los que resulten responsables del delito de usurpación de identidad.

¿La víctima? La Directora de Seguridad y Convivencia Ciudadana de la Comuna de El Bosque, nombre utilizado como remitente en Correos de Chile para el envío de artefactos explosivos a la 54° Comisaría de Huechuraba y a las oficinas del grupo Quiñenco, en Las Condes.

“No permitiremos que el nombre de una funcionaria pública que ha dedicado 20 años de su vida a generar mayores condiciones de seguridad y bienestar a familias vulnerables, sea víctima de este atentado y se use falsamente su nombre”, señaló Melo.

La querella se presenta a solo días de que la afectada fuera citada a declarar en calidad de víctima y testigo por el OS-9 de Carabineros, en el marco de la investigación.

La funcionaria se encuentra con licencia médica por estrés postraumático, producto de la acción que sufrió por parte de él o los antisociales.