Luego de las últimas buenas actuaciones de Claudio Bravo defendiendo la malla del Manchester City, llegó como titular a la final de hoy contra el Liverpool, por la copa Community Shield de Inglaterra. Varias atajadas y un penal tapado le dieron el título al equipo de los ciudadanos y convirtieron al guardameta nacional en héroe y figura de la jornada.

El partido disputado en Wembley comenzó con un tempranero gol del equipo de Bravo. Fue Sterling el encargado de abrir la cuenta al minuto 12, abriendo el encuentro con un buen pronóstico para el City. Sin embargo, un cabezazo de Matip en el ’77 le impidió al ex capitán de la selección celebrar el triunfo en los 90 minutos.

El portero fue el gran responsable de que los “reds” solo lograran igualar el marcador, ya que intervino de manera notable en a lo menos cuatro oportunidades claras de gol. Esto, sumado a la seguridad que mostró el chileno y sus buenas habilitaciones con los pies, lo terminaron de elevar como uno de los más altos rendimientos del partido.

Cuando ya el partido terminó igualado 1-1 era la hora de los penales, instancia en la que Bravo le daría el triunfo a su equipo con una tapada en el segundo tiro de la tanda. Fue el holandés Wijnaldum el que no pudo convertir luego de que el guardameta le adivinara el lado.

Este partido, en el que se enfrentaban los ganadores de la Premiere League y de la FA Cup, le dio el primer título de la temporada al Manchester City, equipo al que Claudio Bravo volvió de la mejor manera luego de su lesión.