Una buena noticia para el medioambiente de Arica se conoció luego de que el Concejo Municipal de la ciudad, decidiera por ocho votos a favor y tres en contra, modificar el uso de suelo del terreno donde se encuentra el Humedal Río Lluta. 

En dicho lugar se iba a construir un futuro resort, por parte de la empresa española Luckia, que en 2016 anunció una inversión de 1.500 millones de dólares para dicho propósito. 

Pero, la resolución del Consejo, impide la construcción de infraestructura de cualquier tipo en la zona, ya que pasará a ser “zona especial de parque natural”. 

La medida se enmarcó dentro de la modificación al Plan Regulador Comunal, que busca prevenir potenciales peligros que la urbanización en zonas aledañas al Humedal puedan provocar en los cientos de especies de aves, por ejemplo, que habitan el santuario. 

De todas maneras, es importante destacar que los cambios decretados por el Concejo deben ser visados por la Contraloría, instancia que tiene el poder de revocar la medida, al no encontrarse estudios que sustenten la postura prevencionista del Consejo.