Este viernes, los concejales de Ñuñoa Paula Mendoza (PS), Emilia Ríos (RD), Patricia Hidalgo (PPD), Alejandra Placencia (PC) y Camilo Brodsky (CS) interpondrán una denuncia en la Contraloría contra la Municipalidad de Ñuñoa -encabezada por el alcalde Andrés Zarhi (ex RN)- por las irregularidades ocurridas en la ejecución del contrato entre el municipio y la empresa DeMarco S.A.

Dicha empresa se adjudicó en mayo de 2018 la licitación por los servicios de recolección de residuos domiciliarios de la comuna de Ñuñoa, entre los que se incluía la construcción, mantención y funcionamiento de 10 contenedores soterrados, que hasta la fecha no han sido instalados, según dio a conocer El Desconcierto.

[Te puede interesar]: Los “fantasmas” de la basura reaparecen en Ñuñoa: Incumplimiento de servicio tras millonaria licitación adjudicada a Demarco llegará a Contraloría

Pese a este grave incumplimiento de contrato, el municipio no ha cursado las multas correspondientes, las cuales al 31 de julio de 2019, alcanzarían los $1.020.284.500. Y, en consideración de los incumplimientos sucesivos, no ha hecho efectiva la cláusula de término anticipado de contrato que corresponde aplicar de acuerdo a las bases administrativas vigentes.

Los concejales consideran que se configuraría un nuevo “caso Basura” en Ñuñoa y, por eso, pondrán los antecedentes a disposición de la Contraloría a fin de que fiscalice y se pronuncie respecto del grave daño a las arcas municipales que ha significado el incumplimiento del contrato por parte de la compañía y la nula fiscalización por de la Administración Municipal de Ñuñoa.