El General Mario Rozas, quien llegó a su cargo en diciembre de 2018 tras la salida de Hermes Soto, expresó su completo alineamiento con el gobierno en entrevista con el programa de TVN El Informante. También hizo un mea culpa por lo ocurrido antes de su llegada, y se refirió a algunas de las nuevas políticas que estaría implementando en la institución.

Crisis

Respecto de la crisis institucional, gatillada por los casos de corrupción como el PacoGate, el asesinato de Camilo Catrillanca y otros sucesos, Rozas afirmó que fueron “una suma de acontecimientos, donde nosotros como institución tuvimos mucha culpa”. 

“Lo que nos pasó, fue una falta de control. Sobretodo controlar la gestión, pero eso le he exigido eso a los mandos que tienen contacto con los carabineros. Las instancias de mando no dieron el ancho”, dijo Rozas. 

“Con eso hay que ser bastante crítico. Fuimos soberbios como institución, no supimos incorporar las asesorías para poder ir colocándolos a las alturas del tiempo. De modernizarnos”, reconoció el actual director de Carabineros. 

Camilo Catrillanca

En este caso, Rozas afirmó que el error fue que “Los mandos no ejercieron el mando… por eso, de forma lógica se puede dudar de lo que dicen los carabineros”. 

“Hemos analizado ese caso, y una vez más detectamos una falta de actitud, una falta de control en los niveles de mando. No me puedo pronunciar, porque eso es una instancia judicial”, zanjó. 

Política del diálogo

Quien se sienta en mi mesa tiene fuero, para poder discernir debatir y opinar”, afirmó Rozas a este respecto. Al ser consultado si era peligroso horizontalizar la institución, Rozas afirmó que “ellos saben que quien lleva el mando soy yo, pero eso no quita que yo pueda opinar, pero para yo poder tomar la decisión tengo que poder escuchar”.

Escuchen para entender, no escuchen para responder, les digo”, explicó. 

Bombas e inteligencia

Respecto del caso de Héctor Barros, el detenido como sospechoso en el atentado de bomba a Oscar Landerretche y al presidente de Metro Louis de Grange, Rozas contó que “Fue un trabajo muy acucioso, mu metodológico, con mucho control de los mandos correspondientes. Estuve personalmente involucrado en el control, sin involucrarme obviamente”.

Todos los antecedentes permiten indicar que hay una alta probabilidad de que esta persona sea la responsable de los atentado”, expresó. 

“Más herramientas”

“Nosotros quisiéramos más herramientas, como el control de identidad preventivo, y la ley antiterrorista”, opinó Rozas respecto de las últimas propuesta del gobierno en materia de seguridad. 

Rozas además afirmó que dicho control debería ser desde los 14 años, y que “por cierto que todo nuestro trabajo es focalizado, pero necesitamos estas herramientas, y estamos dispuestos a someternos al control. Carabineros previene controlando y fiscalizando. Las entregas vigiladas, los informantes, el agente encubierto. Estamos en un proceso de madurez para usar y no abusar de estas herramientas”, aseguró. 

“Siento que faltan instancias de conversación, para que las autoridades puedan tomar las mejores decisiones.”, reflexionó finalmente Rozas. 

Toque de queda

“Es mejor hoy educar al niño para que el adulto no sea castigado”, opinó sobre este tema el general director de Carabineros. 

“Convencer a los jóvenes para que puedan tener herramientas para caminar por el barro sin embarrarse. Eso podría tener consecuencias que son más graves que las medidas”, afirmó Rozas, desmarcándose de la propuesta de ciertos alcaldes.