La crisis que ha generado en el gobierno el apoyo que ha recibido el proyecto de reducción de jornada laboral a 40 horas sigue generando estrategias cambiantes por parte del Ejecutivo. Esta vez, el ministro Nicolás Monckeberg sorprendió proponiendo la fusión de ambos proyectos y afirmando que “no tenemos ningún inconveniente”, sino que de hecho, “esa mixtura”, es lo que buscaba la propuesta del Ejecutivo.

En conversación con Radio Universo, el ministro del Trabajo afirmó que No tenemos ningún inconveniente y hemos promovido, con claridad, que nosotros sí podemos rebajar la jornada de trabajo en Chile, pero lo fundamental de eso es que mejoremos la productividad”. 

Al ser consultado más directamente sobre la posibilidad de un acuerdo con la oposición Monckeberg remarcó que “ojalá que se produzca ese acuerdo, lo estoy impulsando, porque esa mixtura es lo que es nuestro proyecto. Es reducción de jornada con flexibilidad laboral, así que, si se produce un escenario de acuerdo, bienvenido por los trabajadores“.

Aún así, Monckeberg fue claro en recalcar que no pretenden ceder en la flexibilización laboral: “si vamos a reducir la jornada preocupémonos de que haya adaptabilidad y flexibilidad laboral, para que el trabajador no solamente gane una hora menos de trabajo al día, sino que más días de descanso”, expresó. 

Te puede interesar: Camila Vallejo acusa que el Gobierno hace “trampa” al hablar de “41 horas promedio” en jornada laboral

Cabe recordar, que este cambio de postura del gobierno llega luego de que dentro del propio oficialismo ciertos sectores se mostraran favorables a la propuesta de la bancada del PC, como fue el caso del senador RN Manuel José Ossandón quien manifestó hace unos días que Chile Vamos “desprecia el proyecto de las 40 horas semanales sólo por ideología de su creadora, Camila Vallejo“.

La diputada comunista Camila Vallejo en tanto, no ha realizado declaraciones en relación a una posible fusión de propuestas, pero sí ha enfatizado en que la flexibilización laboral del gobierno sería “tramposa”. “Imagínate: de lunes a viernes no dormiste, sólo trabajaste y dormiste todo el sábado y el domingo. Tú dormiste 48 horas, pero te dicen dormiste casi siete horas promedio, pero no dormiste siete horas todos los días. La trampa del promedio es esa“, explicó Vallejos respecto de la propuesta del gobierno.