A fines de junio pasado un afiche publicitario en el Metro de Santiago generó bastante polémica. En él, se veía a la capitana de la selección chilena femenina, Christiane Endler, junto al delantero de la selección masculina, Alexis Sánchez.

La pieza gráfica, de una marca de telefonía, presentaba a la portera al lado de Sánchez. El gran pero, era que el jugador del Manchester United se veía de la misma altura que la jugadora del PSG, cuando en la realidad se sabe que Endler mide 1.82 metros y que el tocopillano llega a los 1.69 metros.

A través de la redes sociales, muchas y muchos cuestionaron que la publicidad continúa generando “estereotipos de género” y “masculinidad frágil” que no aportan a las nuevas formas de comprender la sociedad.

Ahora, resulta que ocurrió todo lo contrario. Esta vez, una marca de bebidas para deportistas, lanzó una campaña en la que buscan reclutar a niñas y niños futbolistas que amen este deporte.

Para eso, utilizaron a Tiane Endler y al jugador de la UC, José Pedro Fuenzalida, quienes invitan a las y los jóvenes a participar de pruebas masivas.