Tras la contratación del ingeniero comercial Rodrigo Acuña como asesor de Coopeuch -interesada en administrar el 4% de cotización adicional de la reforma de pensiones-, se encendió una alerta de conflicto de interés, al estar este profesional vinculado con el asesor presidencial en materia de pensiones, Augusto Iglesias.

Según indica el medio El Periodista, Acuña fue socio de Iglesias -hoy trabajando para el Gobierno- en la empresa PrimaAmérica Consultores. Éste último ya no tiene relación con la compañía, mientras que el primero sí.

En Coopeuch, Acuña estará encargado de evaluar el ingreso de la entidad a la administración de fondos previsionales una vez que entre en vigencia la reforma de pensiones del gobierno.

Aquel proceso que será licitado por el Consejo Administrador de Seguros Sociales (CASS), entidad que además fue creada por Iglesias.

Cabe recordar que durante su primer Gobierno, Piñera enfrentó distintos cuestionamientos por presuntos conflictos de intereses vinculados a los negocios que debió traspasar para asumir la presidencia. Esta vez, este conflicto se posa en uno de los colaboradores del Gobierno en un tema clave de su gestión.