La activista medioambietal sueca, Greta Thunberg, comenzó su viaje para estar presente en la cumbre COP25 a realizarse en Chile en diciembre de este año.

La joven activista de 16 años se tomó un año sabático en el colegio para su gira, en la que viene acompañada entre otros, por su padre, Svante, y por el hijo menor de la princesa Carolina de Mónaco, Pierre Casiraghi.

Según informa 24Horas, la embarcación cruzará el Atlántico en unas dos semanas, por lo que la joven llegará con antelación a EE.UU. para participar a finales del próximo mes en la cumbre de Nueva York. La activista adolescente inició en el puerto de Plymouth (suroeste de Inglaterra) un largo periplo que la llevará asimismo a Canadá, México y finalmente a Chile, donde en diciembre prevé asistir a otra conferencia sobre la emergencia climática.

Además, la embarcación en la que viaja Thunberg tiene paneles solares y turbinas subacuáticas que permiten utilizar electricidad a bordo sin emitir dióxido de carbono. Y también tiene planificado movilizarse en trenes y autobuses por el continente americano.

La adolescente dijo a los medios que “hicimos una prueba de navegación hace dos días, salimos durante varias horas y no me sentí mal. Me mareé durante uno o dos minutos, y luego estuve bien”. Además agregó que “nunca he hecho nada como esto, no puedo decir cómo va a ser este reto, voy a tener que descubrirlo”.

Cabe recordar que Thunberg promovió una huelga escolar semanal frente al Parlamento de su país. Con eso se convirtió el año pasado en un referente para los movimientos juveniles globales contra la crisis climática.