País

La Rebelión del Cuerpo denuncia a centros de estética que ofrecen servicios de belleza para niñas pequeñas

Por: El Desconcierto / Publicado: 14.08.2019
larebeliondelcuerpo2 /
A propósito de una serie de imágenes que ofrecen tratamientos anti estrías y servicios de depilación para niñas, el colectivo feminista plantea que "la publicidad sigue alimentando, incluso en nuestras niñas, la excesiva preocupación por el físico".

Este martes, el colectivo feminista La Rebelión del Cuerpo denunció mediante redes sociales a dos centros de estética por sus publicidades orientadas a niñas pequeñas que ofrecen servicios de depilación o tratamiento de estrías.

Se trata de los centros “Estética Pablo Ortíz” y “Nutriguapa”, quienes según la organización, estarían replicando e insertando inseguridades en las mujeres desde temprana edad.

Sangro porque la cultura nos ha hecho creer por décadas que lo único que da valor a las mujeres es nuestra apariencia. Sangro porque han querido sin piedad convertirla en nuestro proyecto de vida consiguiendo que miles de mujeres inviertan gran parte de su tiempo, dinero y espacio emocional en perseguir cánones de belleza inalcanzables”, escribió el colectivo.

El grupo insiste en que “la publicidad sigue alimentando, incluso en nuestras niñas, la excesiva preocupación por el físico, limitando y dirigiendo sus intereses a prácticas de belleza, reproduciendo las relaciones de dominación y subordinación”.

Asimismo, advierten que “si se sigue promoviendo que nuestras niñas de 11 años estén pensando en sus estrías, en bajar de peso, en verse cada vez ‘más lindas’, mientras los niños se desarrollan de manera libre, tomándose el espacio público mientras nosotros nos quedamos en el privado, lo único que lograremos es perpetuar la desigualdad”.

Esto es violencia simbólica y estamos cansadas de que aún, como ciudadanes informades en sus consecuencias, sigamos siendo cómplices activos en aceptar y no cuestionar este tipo de prácticas“, agregan.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

ATENCIÓN. CONTENIDO ALTAMENTE VIOLENTO ¿Queremos que nuestras niñas a los once años estén si quiera pensando en sus estrías? Sangro. Sangro porque la cultura nos ha hecho creer por décadas que lo único que da valor a las mujeres es nuestra apariencia. Sangro porque han querido sin piedad convertirla en nuestro proyecto de vida consiguiendo que miles de mujeres inviertan gran parte de su tiempo, dinero y espacio emocional en perseguir cánones de belleza inalcanzables. Sangro porque la publicidad sigue alimentando, incluso en nuestras niñas, la excesiva preocupación por el físico, limitando y dirigiendo sus intereses a prácticas de belleza, reproduciendo las relaciones de dominación y subordinación. Sangro porque si se sigue promoviendo que nuestras niñas de 11 años estén pensando en sus estrías, en bajar de peso, en verse cada vez “más lindas”, mientras los niños se desarrollan de manera libre, tomándose el espacio público mientras nosotros nos quedamos en el privado, lo único que lograremos es perpetuar la desigualdad. ¡BASTA YA! Esto es violencia simbólica y estamos cansadas de que aún, como ciudadanes informades en sus consecuencias, sigamos siendo cómplices activos en aceptar y no cuestionar este tipo de prácticas. ¡BASTA DE VERDAD!

Una publicación compartida por La Rebelión del Cuerpo (@larebeliondelcuerpo) el

Contenido relacionado

Estado de Emergencia: Revelan que militares salieron a la calle con protocolo improvisado para mantener el orden público

Líderes de Derechos Humanos en América Latina muestran preocupación por caso de Alberto Curamil ad portas de fin del juicio oral

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Violencia policial y militar contra menores de edad: Las víctimas más vulnerables del Estado

150 abogadas exigen medidas urgentes para enfrentar la violencia y abusos contra niñas, mujeres y personas LGTBI+

Mistral NO MÁS: tus niñas están heridas