Opinión

Caso Macarena Valdés Muñoz: Tres años de impunidad

Por: Victoria Aldunate y Paola Melita / Publicado: 20.08.2019
/ Twitter: @Chileokulto
Rubén Collío Benavides, comunero mapuche e ingeniero ambiental, padre de los cuatro hijos de Macarena, considera al menos “ambiguo” el camino de la investigación por parte de la Fiscalía y que “podría haber un acomodo de la información”.

Pérdidas de informes clave, al menos dos intentos de cierre de la investigación, pruebas truncadas, información retenida, no considerada, atrasada, y tres años sin justicia. Así se conmemorarán este 22 de agosto tres años del feminicidio empresarial de la defensora mapuche Macarena Valdés Muñoz.

Rubén Collío Benavides, comunero mapuche e ingeniero ambiental, padre de los cuatro hijos de Macarena, considera al menos “ambiguo” el camino de la investigación por parte de la Fiscalía y que “podría haber un acomodo de la información”.

Collío dice: “entre lo más insólito, está que justo el informe de la forense criminalista Carmen Cerda, donde se confirma que no hay muestras de vitalidad en el cuerpo, se haya ’traspapelado’ de la carpeta investigativa en la propia Fiscalía. No estaba cuando la revisamos con el nuevo fiscal Jaime Calfil, por lo tanto, el informe de LABOCAR, organismo pericial que en marzo 2019 insistió en ‘suicidio’ porque no lo tomó en cuenta, y se ha negado a hacer un nuevo informe incluyéndolo ahora que nosotros, ante la pérdida injustificable, lo volvimos a entregar a la Fiscalía”.

Pero eso no es todo. Collio también plantea que otra información inquietante “es que dicen que el ADN encontrado en una parte de la cuerda con que fue colgado el cuerpo arroja el ADN de una persona de sexo femenino diferente a la negra. También hay cabellos, pero dicen que ‘no rastros suficientes para identificarlos’, y con esa información tan valiosa aún no se investiga ni se cambia la dirección de la investigación. Pudiendo haber cualquier otro ADN, encontraron sólo uno y ‘femenino’… extraño… Yo no descarto que en el asesinato de la negra pudo haber participación de una mujer, pero también puede ser que con este hallazgo se quiera entorpecer la cercanía que hemos tenido con el movimiento feminista o desbaratar las acciones de quienes nos apoyan”.

Verdades y objetividades

Lo objetivo es lo que un observador toma como objeto. Se hacen autopsias y los informes suelen dar cuenta de procedimientos con los órganos humanos: dicen cómo lucen, que rasgos biológicos muestran, y entonces se interpreta qué pudo pasarles a esos cuerpos. Al cuerpo de Macarena se le han hecho dos autopsias. El informe “traspapelado” es de la doctora Carmen Cerda Aguilar, documento clave, pues ella es anatomopatóloga del Departamento de Medicina Legal de la Universidad de Chile (es decir, es parte de una institución independiente del Estado de Chile y de las empresas trasnacionales que operan en el país). Carmen Cerda además es la misma científica que se ha mostrado disponible para aclarar el femicidio de una joven embarazada en Conchalí (Santiago), el caso de Fernanda Maciel, y cuyo aporte -hemos observado- parece ser esquivado por autoridades e instituciones chilenas de justicia.

En el caso de Macarena, la doctora Cerda realizó la autopsia del cuerpo junto al médico en Medicina Forense y Médico Cirujano -también independiente- Luis Orlando Ravanal Zepeda por solicitud de Rubén Collío, lo que dio origen a un informe histopatológico del 6 de enero 2018 y que destaca: “No se observan lesiones de carácter vital, macroscópicas ni histológicas. El examen macroscópico no mostró signos de infiltración. Cuando hay ausencia de infiltración sanguínea en un cadáver no es posible plantear que ocurrió una lesión, dado que postmortem, se interrumpen los procesos metabólicos y de reabsorción. Se estudió un fragmento de piel, identificado como piel cervical, con el fin de determinar si presentaba lesiones de carácter vital y no se evidenciaron signos de lesiones vitales en ninguno de los exámenes practicados”.

Lo mismo concluye el experto Luis Ravanal en su informe del 12 de enero de 2018 (causa RUC N°1600790791-9 de la Fiscalía Local de Panguipulli): “El segmento cervical no evidencia lesiones traumáticas a nivel de piel y remanentes de tejidos blandos, así como tampoco se constatan alteraciones a nivel de columna vertebral a la inspección, movilización y palpación. No se evidencian signos de infiltración hemorrágica (vitalidad) a nivel de los tejidos blandos del cuello, así como tampoco en las áreas de inserción muscular supraclavicular, ni en las estructuras que conforman el bloque laringo-traqueal, por lo que, desde un punto de vista macroscópico, no se confirma la existencia de signos objetivos que permitan sustentar que la víctima se hubiese encontrado con vida al momento de ser suspendida por un cordel o lazo a nivel cervical… Se puede considerar que se trataría de la suspensión cervical por lazo de un cadáver, no de un individuo vivo.

Por otra parte, la doctora Vivian Bustos Baquerizo, quien presta servicios a Carabineros de Chile y al Servicio Médico Legal (a la vez), ha entregado dos informes en este caso. El primero firmado como médico legista del SML, del 19 de noviembre de 2018, donde la conclusión es: “Piel con marcados cambios de putrefacción SIN LESIÓN VITAL”.

Es decir, en la práctica, llega a la misma conclusión de Luis Ravanal y Carmen Cerda. No obstante, en su segundo informe firmado como médico legista y criminalista sin mención al SML, ya que esta vez estaría supervisando su anterior informe desde LABOCAR del 18 de enero de 2019, pone en duda su primera conclusión, además de los informes de la doctora Carmen Cerda y del doctor Luis Ravanal. Para ello se basa en una línea del informe de la primera autopsia del 1 de septiembre de 2016, hecho por el médico legista Enrique Rocco Rojas dependiente del Servicio Médico Legal, quien plantea que no habría evidencia de participación de terceros y notifica una “infiltración de la inserción clavicular del músculo esternocleidomastoideo del lado derecho”, lo que la doctora Bustos parece traducir como “presencia de hemorragia en los músculos de la base cervical”, y que, para ella, sería “compatible con una suspensión de un cuerpo vivo desde el cuello”.

Es importante subrayar que en el mismo informe del doctor Rocco, de 4 hojas y hecho a sólo unos días de la muerte de Macarena, se describe todos los órganos del cuerpo y en lo que corresponde a la zona del cuello y columna, se dice: “columna cervical; indemne, sin lesiones”. Las lesiones que están ausentes son las que habrían sido esperables en un sujeto colgado vivo. Es la opinión del doctor Ravanal, ya que luego de un metaperitaje hecho por él (2017) al mismo informe del doctor Rocco, Ravanal Zepeda nos explicó: “no es posible descartar la participación de terceras personas en la muerte de Macarena Valdés porque los signos de vitalidad en la zona que comprime el cuello son característicos de una persona que fue colgada después de muerta”.

Es decir, son los signos de vitalidad los que permitirían distinguir entre una suspensión vital y otra postmortem, no obstante, la doctora Bustos afirma que habría “errores de interpretación de los conceptos empleados en las conclusiones del informe histopatológico evacuado por la doctora Carmen Cerda por parte del doctor. Luis Ravanal al elaborar las conclusiones…”. También destaca: “con alta probabilidad, la muestra de piel del cuello levantada por el doctor Luis Ravanal no correspondió a la piel comprometida en el surco detectado, descrito y fotografiado en la autopsia en fresco”.

La perito legista Vivian Bustos Baquerizo es la misma especialista que en el caso de Martín Larraín, hijo de un importante político, quien atropelló a Hernán Canales Canales, joven de un barrio popular, concluyó que la víctima “se desplazaba por la ruta como peatón con 2,43% de alcohol en su sangre, gramaje que conforme a lo informado produce en una persona descoordinación motora, marcha vacilante, menos segura y dificultad para desplazarse”. Basada en esto, la jueza del caso, Claudia Mora, indicó que “no se pudo establecer con certeza si el impacto fue en la berma o en la ruta”.

Visitas incidentales

 El debate entre médicos, médicas y sus interpretaciones, podrían ser sólo elementos de un -por así decirlo- rompecabezas científico si no fuese porque lo genuinamente fundamental es la falta de justicia y verdad que afecta a vidas reales: las de cuatro niños, la del padre de ellos, la de la pareja actual del padre (que es la mujer que apoya la crianza de los niños ahora), y la de toda la comunidad, que sigue lidiando con la injusticia de la empresa.

Y, precisamente, sobre la empresa eso no es todo. Rubén relata: “En 2018 llegaron dos mujeres a mi casa y me dijeron que eran periodistas feministas españolas y escribirían un artículo sobre Macarena. Las recibí, pero luego me di cuenta que su interés estaba en si teníamos una mala relación o no, con la negra. Las feministas y sus redes no las conocían. Al poco tiempo me enteré de que estaban arrendándole una cabaña a una persona cercana a la empresa RP Global y que habían comentado con gente vecina, que en realidad trabajaban para la empresa. Tiempo después se presentó en mi casa un señor al que yo no le había dado la dirección y me dijo que era profesor de derechos humanos de una universidad extranjera y que quería investigar el caso. Luego de conversar unos minutos, aceptó que era contratado por la empresa R.P. Global… eso ya lo denunciamos a la Universidad correspondiente”.

Macarena Valdés y Rubén Collío han sido un problema constante desde hace más de tres años para la empresa austrochilena RP Global Chile Energías Renovables S.A. (Holding del que es parte SAESA). Macarena estaba organizada con mujeres y hombres de la comunidad denunciando a esta trasnacional que incluso ha instalado su sala de máquinas sobre el cementerio de la comunidad. Rubén Collio también es activista mapuche, y a partir de su conocimiento técnico ha aportado argumentación sobre los efectos medioambientales de las instalaciones de la RP Global en el territorio y la comunidad se ha resistido afectando los negocios de la empresa.

Dos días antes de la muerte de la defensora, la familia que les arrendaba la casa en que vivían, había recibido la visita de dos hombres que llegaron en una camioneta con el logo de la empresa RP Global, exigiendo que sacaran a los Collío del territorio “o algo muy malo les podía pasar”. El día del hallazgo de su cadáver, Macarena tenía lista su mochila y a su guagua para ir al consultorio de Salud. Es el desarrollo histórico de hitos importantes de este caso, y también son hechos objetivos.

 

Victoria Aldunate y Paola Melita
Contenido relacionado

Chile en estado de Autoritarismo Democrático: incubando un segundo estallido social

#LasTesis y el poder de las redes

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Nuevas pericias postergan funeral de Fernanda Maciel

Femicidio en el Maule: Asesino apuñaló a su pareja y luego se suicidó

Investigan presunto femicidio en Valdivia: Supuesto atacante se suicidó