El diputado RN Eduardo Durán Salinas fue sancionado por la Comisión de Ética de la Cámara Baja por “no transparentar” una millonaria suma de dinero que recibía por parte de su padre el ex obispo de la Catedral Evangélica, Eduardo Durán Castro, quien está siendo investigado por presunto lavado de activos.

Según consigna El Mercurio, la resolución condena “su conducta de no transparentar la recepción periódica de una importante suma de dinero, y distribuir parte de éste entre miembros de la Iglesia Evangélica”.

“Sin existir claridad del origen, al no declarar estos dineros (en su declaración de patrimonio), instaló un manto de duda respecto del transparente y probo ejercicio de su labor”, agrega el texto.

Por su parte, el diputado declaró que el cuestionado dinero provenía de su padre, quien renunció a su cargo en mayo de este año después de que fuera duramente cuestionado por recibir más de 30 millones de pesos mensuales en diezmo.

La Comisión de Ética indicó que Durán Salinas “recibía aproximadamente 4.200.000 pesos, pero él sólo se quedaba con un millón aproximadamente, porque el resto lo entregaba a otras personas, familiares y miembros de la Iglesia”.

Debido a esto, el órgano decidió multar al diputado con una amonestación y una multa de 2,5% de su dieta parlamentaria.