fbpx
Tendencias

Princesa Alba y la bulimia que enfrentó en su adolescencia: “La relación de las mujeres con la comida está super viciada”

Por: El Desconcierto / Publicado: 29.08.2019
princesa alba / AGENCIA UNO
"Después de las críticas a mi primera canción, que apuntaban sobre todo a mi cuerpo, me encontré firme. El amor propio lo tengo hace rato, no depende de alguien. Me odié tanto, y ese proceso sicológico fue tan grande, que ahora me siento feliz conmigo", dice la cantante.

La cantante Trinidad Riveros, más conocida como Princesa Alba, se ha convertido en una de las figuras más importante de la escena del trap nacional. De mano de temas como “Agua”, “Summer Love” o “Convéncete”, la artista se ha ganado su espacio en la industria.

A más de dos años de la canción que la lanzó a la fama, “Mi only one”, la joven contó a Nueva Mujer que nunca pensó en vestir un escote para generar polémica, sino que le gustaba como se veía.

“Nunca me di cuenta que tenía las pechugas caídas, eran las mías y fin. Siempre salía con ese body a carretear y me sentía rica. Cuando caché los comentarios, me di cuenta que sí, era verdad, tengo las pechugas caídas y no hay nada de malo en eso. El trabajo previo que hice en mi confianza fue muy fuerte, sentí que lo único que me quedaba era empoderarme y parar los carros frente a la basura que me tiraban”, indica la cantante.

Sobre la escena del trap, la artista cree que ésta “sigue siendo un carrete de hombres”. “Nunca hubo muchas mujeres, nunca hubo un espacio para que yo pudiese cantar. Hay chicas, pero algunas ligadas al rap, otras al perreo, otras al pop, como yo”, dice.

Igualmente, la intérprete se refirió a la bulimia que enfrentó durante su adolescencia, cuando se dedicaba a la gimnasia. “Nunca se lo conté a nadie. Me odiaba mucho, odiaba mi cuerpo, tenía una depresión importante”, contó.

“Después de la adolescencia, me volví una persona muy segura de mí misma. Después de las críticas a mi primera canción, que apuntaban sobre todo a mi cuerpo, me encontré firme. El amor propio lo tengo hace rato, no depende de alguien. Me odié tanto, y ese proceso sicológico fue tan grande, que ahora me siento feliz conmigo. Ha sido bacán poder enfrentarme a comer desde una perspectiva sana y no como un enemigo”, agregó la cantante.

La joven añade que “la relación de las mujeres con la comida está super viciada, todas tenemos un tema con eso. Es inevitable. Veo en mi mamá, en amigas, en conocidas, ciertas conductas que no terminan siendo una enfermedad alimenticia, pero sí son súper nocivas. Todas tenemos esas conductas, chicas o grandes, que son dañinas. Es un tema sin fin”.

En esa línea, la artista reconoce que desde su primera canción hasta ahora, ha cambiado bastante físicamente. “Estoy más flaca, estoy más rubia. Estoy cumpliendo con esos estereotipos que impone la sociedad, pero no fue algo premeditado. Bajé de peso porque dejé las pastillas anticonceptivas; estoy más rubia porque me gusta esta pinta. Eso me hace sentir culpable. ¿Debería intentar quedarme como la Trini de ‘Mi only one’ para seguir con mi coherencia o tengo el permiso de engordar, bajar de peso, ser rubia, ser morena? Es un eterno debate que tengo hoy”, sincera.

Contenido relacionado

Posible segundo caso en la TV: Julio César Rodríguez dejará las pantallas por síntomas de coronavirus

REDES| “Es demasiado morboso”: Las críticas a la televisada entrega de ayuda con la caja de alimentos

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Mujeres que reparten agua: Cómo llegan a comunidades que sobreviven a la pandemia con 15 litros semanales

Redes de mujeres solidarias: Cómo se organizan para ayudar a sus vecinos en medio de la pandemia

Organizaciones feministas cuestionan a nueva ministra de la Mujer por nula formación en género y no condenar violaciones a DD.HH.