El pasado 26 de agosto, en Francia se reunieron 32 grandes empresas textiles y firmaron un compromiso denominado “Fashion Pact” para reducir el impacto de sus producciones en en el medio ambiente, a propósito de la contingente discusión respecto del cambio climático.

Sin embargo, este pacto no es vinculante a normas legales, por lo que el activismo acusa que el anuncio de las compañías una estrategia de “greenwashing” (lavado de imagen con causas medioambientales).

Entre las medidas acordadas por el grupo se encuentra la reducción del uso de plásticos de un sólo uso, llegar a un 100% de energías renovables utilizadas en sus procesos para 2030 y generar “cero” emisiones de gases invernaderos para 2050. Asimismo, buscan minimizar el uso de microfibras de materiales sintéticos y se comprometen a promover que se deje de arrojar desechos al mar.

Pese a lo atractivas que se presentan las medidas, las organizaciones ecologistas llaman a tener en cuenta que el pacto no es vinculante y sólo se trata de una guía para hacer más sustentable la industria textil. De esta forma, no existirá una fiscalización institucional ni una obligatoriedad en el cumplimiento de estos compromisos.

“Como no hay ninguna legislación potente que les obligue a cumplir las medidas, es sólo un compendio de buenas intenciones. Es un poco de greewashing”, señaló el responsable de campañas de Greenpeace, Julio Barea, a El País.

Por su parte, desde WWF consideran que las medidas anunciadas son insuficientes. “El reto es huir del fast fashion, del usar y tirar. El propio consumidor debería alargar la vida de sus prendas”, indicó al mismo medio la responsable del programa de agua de la organización, Teresa Gil.

Las reconocidas empresas que forman parte del acuerdo son Adidas, Bestseller, Burberry, Capri Holdings Limited, Carrefour, Chanel, Everybody & Everyone, Fashion3, Ferragamo, Fung Group, Galerías Lafayette, Gap, Giorgio Armani, H&M, Hermes, Karl Lagerfeld, Kering, La Redoute, MatchesFashion.com, Moncler, Nike, Nordstrom, Prada Grupo, Puma, PVH, Ralph Lauren, Ruyi, Selfridges Group, Stella McCartney, Tapestry y Zegna. Entre todas representan más de 150 marcas de ropa como Versace, Gucci, Pull and Bear, Zara o Pimkie.