La presidenta de la comisión de Trabajo, Gael Yeomans (Convergencia Social), solicitará que la Comisión de Ética de la Cámara Baja se pronuncie por las intervenciones del diputado Patricio Melero (UDI) durante la discusión en particular del proyecto por 40 horas, a comienzos de esta semana.

El documento apuntará a faltas de respeto reiteradas por parte del parlamentario oficialista por no acatar los constantes llamados al orden de la frenteamplista. También se contemplan los malos tratos del diputado Ramón Barros (UDI) a la vocera de la Coordinadora por las 40 horas, Macarena Ortega.

Según su relato, a las afueras de la Sala de Lectura “se estaba dando un punto de prensa y atrás había varias personas, entre ellas Barros quien de manera muy exaltada estaba festinando el “logro” del oficialismo, con amplia mayoría”.

Ortega le preguntó a qué mayoría se refería. “Él me responde de manera muy, muy violenta ´les volamos la raja´. Yo quedé descolocada ante su agresividad y le hice saber que esa no era la manera en que un diputado debía referirse”. Barros estaba muy exaltado y dos personas, una por cada lado, se lo llevaron para que no siguiera discutiendo en ese tono.

Yeomans cree que la oposición mostró un espectáculo vergonzoso y aclara que no es la primera vez que ocurre. Durante la tramitación por la reforma a las pensiones la cuestionó por su formación profesional.

“Varias parlamentarias hemos sido objeto de dichos de todo tipo y faltas de respeto, interrupciones. Esto fue desmedido y no lo vemos con nuestros pares hombres. No se puede aceptar que se cuestione de esta manera nuestros roles y después se haga un ´borrón y cuenta nueva´ y nos sentemos a discutir en los mismos términos”, sostuvo a El Desconcierto.

El documento lo están elaborando junto a un abogado asesor y esperan presentarlo durante la próxima semana.