Distintos sectores de la  medialuna de Curacaví, ubicada en el Estadio Julio Riesco, fueron incendiadas este fin de semana, presumiblemente por un grupo de animalistas.

No se descarta la intervención de terceros en el origen del incendio, a propósito de que en lugar se encontraron repartidos una serie de panfletos que decían: “No más rodeos. Empatía, conciencia y reacción. Luchamos por lxs que no pueden hablar”.

Los lugares específicos de la medialuna que fueron quemados son el área de las atajadas y la caceta donde se sitúan los jurados. 

El alcalde de Curacaví, Juan Pablo Barros Basso, indicó a Chilevisión que los lugares que resultaron dañados corresponden a “puntos críticos donde el daño genera un mayor efecto, y que impide que se pueda utilizar la medialuna” durante las Fiestas Patrias.

Desde la Fundación Proanimal Chile, Patricia Cocas, señaló que le “alarma mucho más que sigan ocurriendo las actividades de rodeo en todo Chile y que aún hay personas que lo avalan, cuando es un acto de evidente maltrato hacia los animales”.

En tanto, la Confederación del Rodeo Chileno declaró al mismo canal que “quienes realizaron este ataque, amparados en el anonimato y la impunidad, no alcanzan a comprender que nuestro país es un Estado donde todos tienen derecho a expresarse”. 

La Municipalidad de Curacaví ya anunció que presentarán una querella contra quienes resulten responsables.