País

La tensa declaración de un alto ejecutivo de Sanhattan que trae de vuelta las comisiones fantasma de las AFP

Por: Sergio Jara Román / Publicado: 09.09.2019
Fernando Tisné, socio de Moneda Asset Management. / Fernando Tisné, socio de Moneda Asset Management.
Entre enero y marzo de este año, los cotizantes del sistema previsional pagaron casi 140 millones de dólares en las llamadas comisiones fantasma, un cargo que se cobra aparte de la comisión de las AFP. La cifra general se conoce, pero quienes se quedan con ella es un terreno opaco del que pocos hablan y a muchos incomoda. El tema está en el debate de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, pero también en el caso cascadas, el escándalo bursátil más bullado de la historia financiera del país.

Defensa (Gabriel Zaliasnik): ¿Sería correcto (decir) que en los tres fondos que le mencioné, Pionero, Carlyle (y) Small Cap, Habitat se encuentra dentro de los 12 mayores aportantes a dichos fondos?

Testigo (Fernando Tisné): Sí.

Zaliasnik: Señor Tisné, ¿ustedes cobran una comisión o remuneración por administrar esos dineros?

Tisné: Sí, se cobra una, no comisión, se cobra una remuneración de administración.

La mañana entera del viernes 2 de agosto, Fernando Tisné, uno de los principales socios de Moneda Asset Management e íntimo amigo del Presidente Sebastián Piñera, se la pasó hastiado. Había cambiado la comodidad de Sanhattan, el barrio financiero del sector oriente de Santiago en el que trabaja dirigiendo operaciones bursátiles, por un banquillo de madera en el Cuarto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago para declarar como testigo. Su presencia ahí, al igual que la de otros ejecutivos de Sanhattan que han desfilado por el lugar, se debe al caso cascadas.

El escándalo bursátil por el cual se multó a Julio Ponce y que salpicó incluso a Piñera, terminó con su tramitación administrativa en 2014, cuando la entonces Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) le aplicó la multa más alta de la historia a Ponce, la que luego fue rebajada por el Tribunal Constitucional (TC). Pero desde hace dos años se tramita su arista penal; aquella por la cual el ex gerente general de esas sociedades, Aldo Motta, arriesga una pena de hasta siete años de cárcel.

Tisné, socio de Moneda, uno de los querellantes, busca probar el fraude penalmente. Pero en su testimonio, además de profundizar en las operaciones del caso, también tuvo que abordar un tema incómodo para él y toda la industria de administración de fondos: las comisiones por intermediación de los fondos de pensiones, también conocidas como comisiones ocultas, o fantasma.

El término surgió públicamente en 2016, cuando el gobierno de Michelle Bachelet decía que se había propuesto cambiar el sistema de pensiones y aquellas “comisiones ocultas” que promovía. Se trataba, según Bachelet, de los cobros que hacen gestores de inversiones aparte de lo que cobran las AFP por la administración. En términos simples, es una especie de tercerización de la administración de los fondos de pensiones que hacen las AFP, lo cual genera un nuevo cobro a cargo de los cotizantes. En otras palabras, se paga una doble comisión: una para la AFP, que en promedio es de 1,4% del sueldo mensual; y otra por gestiones de intermediación, que es una comisión oculta, o fantasma, de la que no se conoce el detalle, aunque sí la cifra general: solo entre enero y marzo de este año, llegó a los 94 mil millones de pesos, o 139 millones de dólares.

Tisné tuvo que hablar de eso pues Moneda, la gestora de la que es socio, administra unos 600 millones de dólares de los fondos de pensiones de los cotizantes de AFP Habitat, a través de los fondos de inversión Pionero, Carlyle y Small Cap, por los cuales cobra una comisión, o remuneración como dijo Tisné, que nadie aún ha podido dimensionar, al menos, públicamente.

La relación entre ambas empresas no termina ahí, ya que Moneda, a su vez, es accionista de ILC, el brazo de inversiones de la Cámara Chilena de la Construcción (CchC) que controla, junto a Prudential, a Habitat. Incluso, ILC y Moneda comparten como director a René Cortázar, el ex ministro de la Concertación. Ambas también son querellantes del caso cascadas, con una estrategia que, por las gestiones que han hecho en la causa, entre ellas, sacar al fiscal José Morales del caso, parece ser conjunta.

El tema, en todo caso, no es nuevo. Lo abrió el 19 de julio pasado, un mes antes del testimonio de Tisné, El Mostrador Mercados, en un reportaje en el que se habló de una “relación irregular” entre ambas empresas, pues por ley está prohibido que se inviertan los fondos de pensiones, directa o indirectamente, en la propiedad de una AFP. Y eso, precisamente, podría estar haciendo Moneda al administrar parte de los fondos de pensiones de Habitat y, a la vez, invertir en una de las controladoras de la AFP.

El tema parece estar en la retina de las autoridades. Esta semana, de hecho, el debate sobre posibles cambios al sistema previsional se retomará y el futuro de las llamadas comisiones fantasma está sobre la mesa.

“El tema de las comisiones fantasmas debe ser uno de los elementos que se deben analizar con cuidado en la comisión de Hacienda cuando se inicie el debate por el proyecto de pensiones, esta primera semana de septiembre”, dice el diputado Daniel Núñez (PC), presidente de dicha instancia. “No es posible que los fondos de los pensionados, que ya sufren pensiones de miseria, sirvan para engordar los bolsillos de grupos económicos a través del doble cobro de comisiones”.

Fernando Tisné, socio de Moneda Asset Management.

Fernando Tisné, socio de Moneda Asset Management.

* * *

¿Y a cuánto asciende esa remuneración?, preguntó Gabriel Zaliasnik ese viernes 2 de agosto, cuando Tisné admitió que Moneda se remunera de los fondos de pensiones de Habitat.

Tisné: Depende, cada fondo tiene una estructura diferente de cobro.

Zaliasnik: ¿Y ello está regulado en el reglamento del fondo?

Tisné: Sí claro, es información pública.

Tisné tiene razón. Al menos, en parte. La cifra general es pública. La Superintendencia de Pensiones (SP) publica trimestralmente el dato. Pero el desglose del mismo no se conoce. Es decir, no se sabe cuánto gana Moneda por administrar parte de los fondos de pensiones de Habitat; tampoco el monto que cobran otras intermediadoras de Sanhattan y el mundo.

Esa opacidad ya está en la mira de la Cámara de Diputados, pero no pareciera estarlo en la SP. El Desconcierto consultó al organismo si está monitoreando la relación de flujos de dineros entre Moneda y Habitat, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

La postura del gobierno será fundamental en este debate. En 2016, cuando Bachelet decía que había que regular este tema, su ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, no parecía estar en línea. De hecho, fue él quien reguló este mercado en 2002, tras la apertura que hizo el gobierno de Ricardo Lagos a los límites de inversión de las AFP.

El difunto senador Antonio Horvath, en 2016 también, trató de legislar sobre el tema. Presentó indicaciones, pero fueron declaradas inadmisibles. Preguntó al gobierno si podían patrocinarlo, pero recibió un portazo. Uno de los articulados propuestos por Horvath, decía lo siguiente:

“Las comisiones de intermediación financiera que las administradoras de fondos de pensiones deban pagar a terceros por las inversiones que se realicen en los instrumentos señalados en el presente artículo serán de su cargo, y no podrán ser transferidas a los cotizantes”.

Era un ataque directo a las comisiones fantasma, pero el gobierno decidió tramitar un proyecto con medidas para impulsar la productividad, que incluía, de hecho, nuevas normas liberalizadoras para las inversiones de las AFP. Mauricio Daza, antiguo asesor parlamentario de Horvath y también querellante del caso cascadas, comparte la preocupación por las comisiones fantasma, pues fue él quien asesoró a Horvath en el tema, pero discute la estrategia de Zaliasnik, abogado de Motta en el caso.

“El ex senador Horvath solicitó apoyo del Ejecutivo en aquel entonces sin recibir ninguna repuesta, por lo que finalmente esa indicación fue desechada”, dice Daza. “Lamentablemente nadie levantó la voz para poder hacerse cargo de este problema en esa oportunidad, lo que incluye al abogado Zaliasnik, cuyo inverosímil y repentino interés en esta materia probablemente se debe a que AFP Hábitat y Moneda son actualmente querellantes en el caso cascadas, y donde él defiende al hombre de confianza de Julio Ponce Lerou y ex gerente de varias de sus empresas, Aldo Motta Camp”.

Daza agrega que se opuso “activamente junto al ex senador Horvath a las comisiones fantasmas, pero también sostengo junto a la Fiscalia, Hábitat y Moneda, sin ningun problema, la acusación por graves delitos de mercados de valores que se imputan al representado de Zaliasnik en el caso cascadas”.

Más allá de la disputa legal del caso cascadas entre defensa, querellantes y ejecutivos de Sanhattan, el futuro del debate sobre las comisiones fantasma no está en el estrado de un tribunal; sino que en las manos del Presidente Piñera o en las indicaciones que puedan introducir parlamentarios, tal como lo intentó en su momento Horvath.

Contenido relacionado

Sancionan con 15 días de arresto a carabinero que denunció maltratos homofóbicos en la institución

La respuesta de Carabineros al informe de HRW: No reconocen a 10 mil civiles heridos

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Cámara de Diputados aprobó aumento gradual y por tramos de pensiones del Pilar Básico Solidario

Ministra del Trabajo: “Las AFP, como entidades de seguridad social, fallaron”

TC declaró admisible recurso para retirar fondos previsionales desde una AFP