Una joven Iraní falleció tras prenderse fuego después de rociarse de gasolina la semana pasada en protesta por la prohibición a las mujeres de asistir a partidos de fútbol que impera en el país árabe.

Tras el acto, la mujer fue trasladada de inmediato al hospital donde falleció por las heridas sufridas este lunes por la noche, según informaron medios locales a Europapress.

La situación ocurrió luego de que la joven asistiera a un partido de fútbol de su equipo, el Esteghlal Teherán, en el estadio Asadi de la capital. después de esto, fue detenida y condenada a seis meses de prisión por insultar presuntamente a un policía.

A pesar de que fue puesta en libertad bajo fianza, el veredicto contra la joven fue confirmado durante la semana pasada, lo que motivó que se prendiera fuego ante el tribunal en protesta.

Su muerte generó un impacto en las redes sociales, donde muchos criticaron al sistema judicial y la actuación de la policía, denunciando que sus normas arbitrarias motivaron su fallecimiento.

“El mundo se ríe de nosotros por una parte y por otra lloran por nosotros”, escribió el actor iraní Amir Jadidi.