Este lunes, el presidente de la Democracia Cristiana (DC), Fuad Chahín, abordó la situación que ha mantenido al senador Jorge Pizarro en el centro de las miradas, luego de un reportaje de “Informe Especial” que exhibió vínculos de su esposa con el negocio de los tragamonedas, al mismo que en el Congreso se discute una iniciativa que restringe su funcionamiento.

Al respecto, el líder del partido declaró que el senador Pizarro tiene suspendida su militancia desde el mes de septiembre de 2017. “Mal podríamos tomar decisiones. Para nosotros nadie puede estar sobre la ley, él tiene derecho a hacer sus descargos, a defenderse y nuestra doctrina es una sola: en estos casos se tiene que investigar“, indicó.

Chahín aseguró que quien debe pronunciarse sobre si existió o no algún ilícito o falta ética por la participación del senador en la votación del proyecto anteriormente mencionado son los tribunales y las comisiones internas del Congreso.

Sobre la suspensión de la militancia de Pizarro, el presidente de la colectividad explicó que el senador “suspendió su militancia en un momento que estaba siendo investigado por otro caso (SQM) y no ha reactivado su militancia en el partido, para que él pueda enfrentar esta situación sin afectar a la DC”.

“Todos estos hechos no sólo terminan igual generándonos una situación, a lo menos, incómoda, compleja, sino que también terminan afectando en general a la política y yo creo que tenemos que ir aprendiendo de los errores que se han cometido y rectificar y actuar con claridad y con prontitud”, agregó Chahín.