En la 42ª sesión del Consejo de los Derechos Humanos de la ONU, la alta comisionada para los DD.HH. de la organización, Michelle Bachelet, sostuvo que el cambio climático debe ser considerado una crisis mundial de derechos humanos, en la que todos los estados deben involucrarse activamente. 

También denunció los ataques de parte de personeros institucionales contra activistas ambientales, y el abuso dirigido a figuras de alto perfil como la activista adolescente Greta Thunberg.

El mundo nunca ha visto una amenaza a los derechos humanos de este alcance. Esta no es una situación donde ningún país, institución o político pueda mantenerse al margen“, afirmó Bachelet frente al consejo de derechos humanos de la ONU en Ginebra.

La Alta Comisionada también subrayó que la emergencia climática ya está impulsando un fuerte aumento de fallecimientos a nivel global, recordando que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el cambio climático causará 250.000 muertes adicionales entre el 2030 y el 2050.

Gracias al cambio climático, “las economías de todas las naciones, el tejido institucional, político, social y cultural de cada estado y los derechos de toda su gente y las generaciones futuras se verán afectados“, advirtió.

Bachelet también denunció la “aceleración drástica de la deforestación de la Amazonía“. “Los incendios que actualmente azotan la selva tropical pueden tener un impacto catastrófico en la humanidad en su conjunto, pero sus peores efectos los sufren las mujeres, los hombres y los niños que viven en estas áreas“, afirmó.

En ese sentido, instó a las autoridades en Bolivia, Paraguay y Brasil a “garantizar la implementación de políticas ambientales de larga data … evitando así futuras tragedias“.

La representante de la ONU en materia de derechos humanos también destacó el impacto que el cambio climático está teniendo en el mundo, citando una estimación de la misma ONU de que el 40% de las guerras civiles en las últimas seis décadas se han relacionado con la degradación ambiental.

Finalmente, Bachelet lamentó que quienes alzan la voz para denunciar los devastadores impactos del cambio climático a menudo son atacados. Los expertos de la ONU, dijo, habían “observado ataques contra defensores de los derechos humanos ambientales en prácticamente todas las regiones, particularmente en América Latina“.

Estoy desalentada por esta violencia, y también por los ataques verbales contra jóvenes activistas como Greta Thunberg”, afirmó, para luego agregar que “las demandas de los defensores y activistas ambientales son convincentes, y debemos respetar, proteger y cumplir sus derechos”.