El experimento neoliberal ha sido un fracaso espectacular“, señaló el premio Nobel de economía, Joseph Stiglitz, al diario Página 12 de Argentina. En esta entrevista, el estadounidense – que ocupara hace años el puesto de economista jefe del Banco Mundial – se refirió a la crisis que vive el país trasandino por las políticas implementadas bajo la gestión de Mauricio Macri. Sin embargo, explicó que el mandatario no es el único culpable, ya que los organismos internacionales de crédito, como el Fondo Monetario Internacional, jugaron un rol político intervencionista al permitir que Argentina se endeudara a niveles tan altos, sin tener respaldos concretos de que pudiera solventar esos préstamos.

“Escribí un artículo cuando el presidente Macri empezó a aplicar su política económica. Ya advertí que el presidente estaba corriendo un gran riesgo con la reducción de las retenciones a la exportación. Le aportó ganancias al gobierno, pero derivó en el aumento de los precios de los alimentos en la Argentina y el empobrecimiento de muchos trabajadores” dijo el Nobel sobre la urgencia alimentaria en el país trasandino. “De alguna manera, fue una apuesta por la idea de que se produciría en la Argentina una fiebre de fondos extranjeros hacia el país y que, con ello, Macri podría pagar la enorme suma de dinero que estaba pidiendo prestado con unas tasas de intereses escandalosamente altas”.

“La política económica del gobierno fue una apuesta fallida, respaldada por una comunidad internacional enceguecida por modelos caducos”, estableció el profesor de economía. “Una de las cosas buenas que él (Macri) heredó fue precisamente una deuda externa muy baja. Pero él cambió esto y convirtió a un país con una deuda externa muy baja en otro con una deuda exterior altísima. Esto se llevó a cabo con la connivencia y el apoyo de la comunidad internacional. Ahora se está pagando el precio”, explicó Stiglitz.

“Creo que la Argentina, en estos últimos cuatro años, no debería haber contraído esos enormes préstamos del FMI y de la comunidad internacional como respuesta a sus problemas. La pregunta sobre lo que se debería hacer concierne ahora a la comunidad internacional dado que fue ella quien también cometió esos errores”, argumentó el profesor, quien ve al Fondo Monetario Internacional como uno de los principales responsables de la crisis en Argentina.

“Es a los banqueros a quienes habría que criticar, incluyendo, en este caso particular, al FMI. Se equivocaron al suministrar esos fondos”, concluyó el economista. “Luego están los errores cometidos por el Banco Central con la forma en que se llevó a cabo la política monetaria y la estabilización. ¿Se hizo el trabajo de la manera correcta? Ellos cometieron toda una serie de errores (…) El FMI no estaba ayudando a la Argentina, sino violando la política de no intervención o intentando modelar la política argentina”, señaló de manera tajante.