Quien se encuentra hoy en el ojo de la polémica es el subsecretario de Desarrollo Regional Felipe Salaberry (UDI), quien fue acusado de saltarse tres luces rojas en la comuna de Ñuñoa, además de agredir verbalmente a un funcionario municipal para luego darse a la fuga.

A raíz de este hecho, el Ministerio Público comenzó una investigación contra Iris Salaberry, hermana del subsecretario que trabaja en la Municipalidad de Ñuñoa. El organismo público indagará un supuesto tráfico de influencias relacionado con la infracción de tránsito de la autoridad de gobierno.

Sin embargo, esto no quedó ahí, pues a la defensa del político y de su hermana salió la presidenta de la Unión Demócrata Independiente, Jacqueline Van Rysselberghe, quien señaló que le parece “francamente impresentable. Acá estamos hablando de una infracción de tránsito, más o menos grave, pero es una infracción de tránsito que, de acuerdo a los antecedentes que manejamos, no ocurrió“.

Así también, cuestionó que el Ministerio Público no actuara con tanta premura para investigar supuesto financiamiento ilegal de OAS a Bachelet. “Me impresiona el oportunismo y el sesgo de la Fiscalía que, de verdad, aparece como un brazo armado de la izquierda chilena“.

Esta frase fue la que indignó a las redes sociales, e inclusive al ex fiscal Carlos Gajardo, quienes le enrostraron a JVR los casos de Penta, SQM y las pesqueras, de los cuales los políticos y políticas de derecha salieron libres de polvo y paja

Mira las reacciones aquí: