Durante este miércoles un grupo de médicos publicó una carta abierta a la Academia Chilena de Medicina, Asociación de Facultades de Medicina de Chile, Asociación de Sociedades Científicas Médicas de Chile y al Colegio Médico de Chile pidiendo que se reconsideren la decisión de entregar el Premio Nacional de Medicina al doctor vinculado a Colonia Dignidad, Otto Dörr.

En la carta, el grupo conformado por más de 300 médicos señala que “dicho nombramiento nos llenó de asombro por la conocida vinculación del Dr. Dörr con la Ex-Colonia Dignidad y el apoyo público que le brindo para mantener su funcionamiento. Como es de conocimiento público se ha establecido por diferentes fallos que la ex colonia dignidad fue un centro de detención, tortura y violaciones a los DDHH”.

“Es por esto que enviamos una carta a los patrocinadores del premio, manifestando nuestro más firme rechazo a otorgar tan importante distinción a alguien que técnicamente no nos merece reparo alguno, pero que éticamente sí”, agregan.

En la misma línea, los médicos recalcan que “lo anterior, junto a las acusaciones de diversas instituciones de DDHH, produjo la suspensión del premio, mientras dichas acusaciones fueran estudiadas por el Tribunal de Ética del Colegio Médico de Chile. Hace pocos días conocimos el fallo del tribunal en que “la unanimidad de los miembros de este Tribunal Nacional de Ética estima que el Dr. Otto Dörr Zegers ha infringido con su actuar las disposiciones contenidas en los artículos 7º y 22º del Código de Ética…”.

“Con estupor nos enteramos de la declaración pública de las instituciones otorgantes del premio en la que manifiestan que continuaran con el proceso de premiación antes suspendido, aduciendo que la pena impuesta es de grado menor. Esta frase resulta inadmisible ya que lo que es sancionado no son faltas administrativas, ni técnicas, son comportamientos que no están acordes a la defensa irrestricta de los DDHH que todo proceder éticamente validado debería cumplir”, añaden.

Junto con esto, los profesionales argumentan que “el premio nacional es la distinción máxima que permite reconocer y mostrar perfiles médicos a las futuras generaciones. Lo que pudiera ser una falta menor, es una deshonra en quienes queremos resaltar como ejemplos. Se instala un mensaje sobre qué queremos y qué podemos aceptar de nuestros profesionales médico. Nos parece una señal grave que se entregue esta alta distinción a alguien sancionado hace pocos días por el mismo Colegio Médico —uno de los patrocinadores del premio— sin considerar que el galardonado debiese ser un ejemplo ético, moral y técnico para las nuevas generaciones de médicos”.

Finalmente, los médicos piden que “reconsideren su decisión de otorgar el Premio Nacional de Medcina considerando la sanción emitida por el Tribunal de Etica del Colegio  Medico”.