Política

Tucapel Jiménez y caso tragamonedas: Las fotos y escuchas telefónicas que podrían complicar al diputado

Por: Diego Alonso Bravo C. / Publicado: 10.10.2019
Fuente: Agencia Uno.
El parlamentario, mencionado en las escuchas que la PDI hizo a algunos exdirectivos de la Asociación Gremial de Operadores, Fabricantes e Importadores de Entretenimientos Electrónicos (Fiden A. G.) en el marco de la investigación por posible cohecho y financiamiento ilegal de campañas, conoce al vicepresidente y vocero del grupo, Ramón Sepúlveda, desde hace varios años. En 2013 firmó un proyecto de acuerdo en la Cámara Baja que buscaba regular el rubro de los tragamonedas. Tres meses antes, habían coincidido en el cumpleaños de Santiago Rebolledo, alcalde de La Cisterna. Ambos revelan aquí su relación de tira y afloja.

Fue cerca de junio de 2013, aunque a estas alturas nadie sabe bien la fecha exacta. En lo que sí coinciden varios es que era la celebración del cumpleaños número 58 de Reginaldo Santiago Rebolledo Pizarro, alcalde de La Cisterna (sociólogo, PPD, más conocido por su segundo nombre). Y los invitados eran de una lista selecta, no cualquier vecino porque sí. El evento, al menos, así lo ameritaba.

Habían dirigentes vecinales, familiares y funcionarios municipales. También estaba el diputado del distrito, Tucapel Jiménez (PPD) y Ramón Sepúlveda, actual vicepresidente y vocero de la asociación gremial de Operadores, Fabricantes e Importadores de Entretenimientos Electrónicos (Fiden), los tragamonedas, cuyos exdirectivos han sido apuntados en el último año como supuestos financistas ilegales de campañas políticas.

Para el alcalde Rebolledo, el evento fue una “actividad lúdica”, una reunión con temática de disfraces, como tantas otras. Sepúlveda está seguro que era un cumpleaños. Recuerda haber ido a saludar: “Lo conozco desde hace 30 años; jugábamos ping-pong juntos”, dice. Mientras que Tucapel lo confirma: “Asistí al cumpleaños de él; las personas ahí no son mis invitados y Ramón Sepúlveda es de la comuna de La Cisterna. Para que quede claro, conozco a las personas de mi distrito”.

Jiménez (sentado) junto a Sepúlveda (de arlequín) y Rebolledo (de Elvis).

Cinco años después de esa foto, el 20 de noviembre de 2017 a las 14:08:11 para ser precisos —un día después de las elecciones parlamentarias—, Jaime Curihual, entonces directivo de Fiden, la asociación por la que hoy habla Sepúlveda, conversaba de la actualidad política nacional con Nelson González, otro empresario de máquinas electrónicas:

­­­­­­—¿Cómo les fue a sus candidatos? Salieron o no salieron. Como las weas —preguntó González.

— JAJAJAJA… // Weón el Fuad tb cagó en el sur —respondió Curihual.

—Si po weón, si yo sabía que iban a cambiar a todos los weones viejos.

—Más rato viene pa’ acá, así que por eso te estaba avisando, en una de esas podríai estar aquí como haciéndote el Larry no más en el local, cachai pero no sé si pueda meter invitados.

—Pero ve la hora po cumpa.

—No po, si no me avisan […] Yo te voy a estar llamando más ratito. Viene pa’ acá. Va a estar Ramón también. A Ramón no lo invitaron, pero yo… Como lo conoce al weon a lo mejor lo van a dejar pasar. Ya po, bacán. Más encima mi diputado, viste que yo tengo otro local, le presté la sede al Tucapel, que salió también… Tenemos listo el cuento —precisó González.

—Le estai haciendo un queque al Tucapel —concluyó Curihual.

—No… Si el culiao me debe el alma el weón po.

—Ah, ese culiao te hace un queque a ti.

—Noo… Si yo le presté la sede, la camioneta, toda la wea al culiao. Chi qué anda el weón. Yo nunca le pido favores, pero ahí estamos. Pero no van a wear más con las máquinas. Noo… No van a wear más, aparte que el alcalde es el mano derecha de Guillier po.

El diálogo es la transcripción del análisis de comunicaciones telefónicas que hizo la Policía de Investigaciones (PDI) y pertenece a la carpeta de investigación que lleva la Fiscalía Oriente de Alta Complejidad (páginas 48 y 49 del documento publicado más abajo). Las indagaciones se centran en la última elección parlamentaria. Pese a ello, hay otras señales, además de las fotos del cumpleaños, que podrían significar más.

* * *

Hubo alguna vez un proyecto que consideró la expropiación de quienes colindaban con toda la Gran Avenida José Miguel Carrera, desde San Miguel hasta San Bernardo. Fue a mediados de los 90 y el proyecto motivó a Ramón Sepúlveda a dar sus primeros pasos en el camino hacia la dirigencia gremial. Así fue como encabezó el movimiento Eje Gran Avenida por la No Expropiación.

Tenía una mezcla de intereses y vocación: vivía en La Cisterna y trabajaba en el comercio de máquinas electrónicas —sus primeros negocios, asegura, comenzaron en 1985. De ahí que conoce a Rebolledo: lo vio en todo su ascenso político, primero como concejal, luego como alcalde. Lo mismo con el diputado Jiménez, representante parlamentario por el distrito de esa comuna desde 2006.

No está claro en qué año Sepúlveda llegó a Fiden. La organización se formó en 2003, según explican en su página web, “para ser un nexo entre la incipiente industria y las autoridades políticas para ayudar a crear un marco jurídico que regule la explotación de los juegos electrónicos en Chile”. En lo que sí es preciso es que en lo de las máquinas de apuestas —o destreza, según se mire— lleva seis años, y cuatro como miembro de la mesa directiva. Hoy en día maneja alrededor de 100 de estos aparatos, de las cuales la mitad están en La Cisterna, según sus cálculos.

Si bien el trabajo intenso de la agrupación en el parlamento comenzó hace tres años, poco antes que se destaparan los presuntos financiamientos ilegales, su relación con Jiménez viene de más atrás.

“No soy amigo (de Ramón); me saco foto con quien me lo pida y a él lo conocía en las actividades de la Cámara de Comercio de La Cisterna (agrupación de la que también participa Sepúlveda). Sí sabía que es empresario y que dentro de sus actividades tenía esto de los tragamonedas, pero en lo concreto, si quieres hacer algún vínculo con ellos, te digo que no existe”, aclara el diputado.

Si alguna vez algún miembro de Fiden financió de alguna forma parte de su campaña, el parlamentario aclara: “Nunca se (me) ofreció financiar campañas. Sí como organización hablé con ellos porque querían o quieren todavía regular la actividad. También recibí a unos locatarios que perseguían lo mismo: regular la actividad y me hablaban de muchas personas que quedarían cesantes. Todas (las reuniones) fueron solicitadas por ellos”. Agrega, además, que esas reuniones fueron “hace muchos años atrás (…) Y desde hace años que no sabía de ellos”.

En el momento en que el diputado Jiménez rindió sus gastos de campaña, y en particular lo mencionado en la conversación telefónica intervenida por la PDI, el Servicio Electoral aceptó los ítems por uso de sede ($­250 mil en gastos por concepto de “arriendo de sede”, más $640 mil como aporte por “uso de propiedad de un tercero”; es decir, recibió más del doble que lo que desembolsó) y arriendo de vehículos ($1.701.801 como gasto y $1.200.000 en “aporte estimado por uso de vehículo de un tercero”).

“En mi última campaña fui tremendamente austero, puedes verla, de hecho solicité al Servel la menor devolución de los votos sacados”, aclara el diputado Jiménez.

Sepúlveda conoce a los que mencionaron al parlamentario. Pero aclara: “Cuando fui directivo, nunca escuché que se hayan financiado campañas. Ahora, de forma particular, cada persona, director o integrante de la industria eventualmente podría colaborar con alguno (político de elección popular) si coincide con sus principios”.

Si los principios fueran únicamente en la línea de cuidar el negocio, por ejemplo, Tucapel cumplía las condiciones. Y lo demostró.

* * *

El 10 de septiembre de 2013, tres meses después del cumpleaños de Rebolledo, Fiden se anotaba un triunfo, un avance en sus intenciones de tener una regulación a la medida.

Por 34 votos a favor, 17 en contra y 8 abstenciones, la Cámara Baja aprobaba un proyecto de acuerdo que pedía al Presidente modificar la ley 19.995 que regula la autorización, funcionamiento y fiscalización de casinos de juego. Lo que buscaba el proyecto era “asegurar la transparencia, la seguridad y la fe pública y que permita a los miles de microempresarios y operadores desarrollarse y crecer en sus negocios y ser un aporte permanente y sólido a las comunidades en que se encuentran emplazados” (sic). Los números de esa época, según una nota del vespertino La Segunda, era de 700 mil máquinas en todo Chile, 500 emplazadas en almacenes (200 mil en locales dedicados exclusivamente a este negocio).

Entre los firmantes del proyecto estaban los falangista Aldo Cornejo y Mario Venegas; los socialistas Juan Luis Castro, Fidel Espinoza, Marcelo Schilling, Denise Pascal, Luis Lemus; el comunista Lautaro Carmona; y los PPD Ramón Farías y por cierto, Tucapel Jiménez. Tenía, además, la adhesión de los gremialistas Celso Morales y Joel Rosales. El apoyo era transversal.

Desde entonces hasta ahora, la regulación de estas máquinas se rigen por dos normativas: primero, la de los municipios y los tipos de patentes que entregan; y segundo, los dictámenes de Contraloría, que abogan por la fiscalización de los gobiernos locales y la certificación de las máquinas (documentos que demuestren que efectivamente sean de destreza y que no haya factores de azar involucrados).

Las patentes correspondientes a “máquinas de habilidad y destreza”, que es la que rige para el caso particular de La Cisterna, son las mismas desde 2014, de acuerdo a lo señalado desde la municipalidad. El registro de estas autorizaciones publicado en la página web de la institución correspondiente al año 2016 muestra 37 patentes entregadas. Nelson González —el que nombró a Tucapel— registraba dos: una por 50 máquinas y otra por 27. Ramón Sepúlveda recibió su última patente en 2009, según explican desde el mismo municipio.

Las cosas han cambiado desde la celebración de cumpleaños de Rebolledo. El diputado Jiménez cambió su postura desde que patrocinó el proyecto de acuerdo: “Estoy abiertamente por prohibirles”, dice ahora.

En Fiden aseguran que todas las reuniones que han sostenido con parlamentarios han sido por Ley de Lobby (que rige desde marzo de 2014). “Pedimos audiencias y exponemos nuestra mirada. Llevamos informes técnicos, legislación comparada, lo que ha ocurrido en otros países sobre lo mismo. Y en serio, lo mejor que se puede hacer es regular. Nos recibió Jacquelinne Van Rysselberghe, también el jefe de gabinete de Guido Girardi, hace poco nos recibió un asesor de Felipe Kast”, cuenta Ramón Sepúlveda.

Él cree que lo que ha pasado con las máquinas electrónicas ha sido negativo porque se han visto en la prensa hechos que no están ajustados a la realidad. “Es parte de un montaje que apareció años atrás. Nosotros no estamos pidiendo nada nuevo: queremos que sea una regulación restrictiva, con acotada cantidad de máquinas por comunas, por locales, lejos de los colegios”, agrega el vicepresidente de Fiden.

La línea investigativa que sigue la Fiscalía Oriente apunta al cohecho y al financiamiento ilegal de campañas. Los formalizados por esta última arista y hasta ahora son Isaac Latorre y Alberto Haddad, ambos exdirectivos del gremio.

Dos veces al año Fiden realiza asambleas generales. En las últimas se ha planteado que hay un proceso de investigación por financiamiento ilegal y quizás cohecho. Sobre un escenario hipotético en que los miembros de la organización transparenten aportes a campañas políticas o influencias en las discusiones parlamentarias, considerando el rastro que sigue la fiscalía, Ramón Sepúlveda aclara:

Nunca se ha planteado eso porque lo vemos como tema particular. Cada integrante de la industria ve si puede ayudar, siempre que esté apegado a la forma legal. Puede hacerlo. No puedo poner las manos al fuego ni de aquí para adelante, ni de aquí para atrás. Cada uno tiene que defenderse y defenderse bien. Si alguno es culpable de cohecho o financiamiento de campaña, la justicia hará lo suyo”.

Unas horas después de haber dicho esto, Sepúlveda envió una serie de imágenes que muestran sus extensas redes políticas, algunos aún hoy en ejercicio (Pepe Auth, por ejemplo): “Aprovecho de enviar otras (fotos) que corroboran que he sido dirigente social muchos años”, sentenció.

Contenido relacionado

Asociación de Alcaldes Mapuche por acuerdo constituyente: “Exigimos cupos garantizados” 

Karla Rubilar y comunicado de FFAA sobre informe de Amnistía Internacional: “Fue visado por el ministro de Defensa”

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Isaac Latorres, imputado en caso tragamonedas: “Se hizo una cucha para ayudar al candidato (Aldo Cornejo)”

Contraloría responsabiliza a municipalidades por el funcionamiento de locales con tragamonedas

La denuncia por eventual manipulación datos que involucra a la Fiscalía Oriente