Tendencias

Alfredo Saint-Jean: “No podemos construir cohesión social si no hay cultura”

Por: César Tudela / Publicado: 30.10.2019
alfredo saint jean / Foto: Caras
En las últimas semanas, diversos shows y conciertos se tuvieron que suspender o reprogramar debido a la coyuntura del movimiento social que eclosionó en el país, situación que llevó al Ejecutivo a declarar estado de emergencia y, luego, toque de queda por parte de los militares. Esta situación afectó duramente a los artistas (tanto nacionales como internacionales) y productoras que tenían una copada agenda de espectáculos, y de lo cual poco se ha hablado, según el destacado gestor y productor cultural Alfredo Saint Jean, quien además señala que: “la última vez que prohibieron realizar conciertos retrocedimos en forma gigantesca en la cultura y las artes”.

Tras los ya 12 días ininterrumpidos de protesta social vividos en el país, nueve de los cuales estuvieron bajo estado de emergencia y toque de queda, el mundo de la cultura y las artes se vio altamente afectado, sobre todo, en las actividades que tenían que ver con la realización de espectáculos masivos.

Tras esa coyuntura, el miembro del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) y gestor cultural de larga trayectoria, Alfredo Saint-Jean, nos expone algunos puntos de los cuales no se ha hablado en estos días, frente a la imposibilidad que tuvieron productoras y artistas de realizar sus eventos.

“En todos los medios aparece la noticia respecto a que varios artistas suspendieron sus conciertos, como si dependiera de ellos tales decisiones. Esto no es así. Es la autoridad la que prohibió todos los conciertos masivos, ya que el toque de queda lo impide por sí mismo”, reflexiona el también presidente del directorio del Teatro Nescafé de las Artes.

Para Saint-Jean, los distintos titulares de los medios de comunicación estarían erróneos al comunicar que fueron los artistas los que suspendían sus shows, y que más bien serían los más afectados por una medida que escapa de sus manos: “Ningún artista suspendió ningún concierto. No está permitido por la autoridad militar, que es algo muy distinto”, menciona el productor. A su vez, hace hincapié en que efectivamente el rol de los artistas, sobre todo a través de sus redes, ha sido el de informar al público la cancelación y/o reprogramación de sus conciertos, ante el cierre forzado de todos los espectáculos mediante un comunicado oficial de las fuerzas de orden, en el que no se autorizaba ningún evento durante el estado de emergencia.

“Encuentro muy importante que esto alguien lo esclarezca. Todos los artistas quieren actuar y no han podido. Incluso acarreando pérdidas de dineros importantes”, y recuerda y enfatiza que “la última vez que prohibieron realizar conciertos fueron más de 15 años que retrocedimos en forma gigantesca en la cultura y las artes de nuestro país”.

Por otro lado, Saint-Jean, el pasado viernes 25 de octubre, en reunión extraordinaria del CNCA, declaró frente a todos los concejeros que “el Estado debe ceder ante demandas históricas, y que han sido una vez más planteadas públicamente por las organizaciones culturales, en el contexto del proyecto de ley de presupuesto de cultura 2020, como muestra de voluntad de escucha y flexibilidad con miras a recuperar la paz social”.

En detalle, las demandas que señala el productor son: eliminar la reducción del 20% en el presupuesto de en Teatro Regional del Biobío, Corporación Cultural Matucana 100, Museo Chileno de Arte Precolombino, FITAM y Corporación Cultural Balmaceda Arte Joven; dejar sin efecto los recortes al CNTV y al Fondo Audiovisual; eliminar del proyecto la idea de construir una Galería de la Democracia, que es símbolo de desunión y en el actual contexto resulta inmensamente inoportuno; avanzar hacia un mejor presupuesto de cultura, logrando que este presupuesto nacional vaya incrementándose en el tiempo, con miras a alcanzar el 1% del del gasto público, como propone UNESCO; no permitir que fondos de asignación directa que históricamente han estado destinados a organizaciones sin fines de lucro, se abran a aquéllas que sí los tienen; eliminar la exigencia de cofinanciamiento para acceder a fondos concursables o de asignación directa (ya que esto, según señala, sólo producirá diferenciación arbitraria entre aquellas instituciones que tienen caja y las que no tienen, ampliando las diferencias entre instituciones e incorporando más complejos factores cuyo impacto son difíciles de administrar una vez puestos en práctica).

“Nos toca entender que la cultura es el canal de comunicación más claro que una sociedad debe tener, no podemos construir cohesión social si no hay cultura, que debe funcionar como un motor de entendimiento, especialmente en un momento difícil”, señaló también en dicha reunión extraordinaria, a la que sumó diversas propuestas para el mundo cultural y artístico de nuestro país:

  • El respeto. Incluir este concepto en el centro de la idea de reunirse e insistir en su asimilación como principio fundamental de la cultura en Chile.
  • Buscar las formas de aportar a mejorar las condiciones laborales y previsionales de los y las trabajadoras del arte y la cultura. Las encuestas públicas de opinión levantadas en este período señalan que la principal justificación a las movilizaciones se relaciona con la precarización del trabajo de los chilenos y chilenas, sumado a la incapacidad de asumir los gastos y exigencias de un costo de vida que cada día es más alto.
  • Valorar la diversidad cultural como un instrumento de paz. Estos conceptos están en el centro de las demandas sociales que han resultado en los hechos que vive el país en la actualidad, por lo que no deben ser soslayados, sino puestos al centro de la discusión que nos convoca.
  • Crear un comité de crisis que esté integrado por el Ejecutivo, miembros del CNCA y organizaciones y actores de la sociedad civil que sean capaces de consensuar un rumbo claro que permita recuperar la confianza y proponer una agenda que asegure que la institucionalidad cultural será garante de los derechos de todos los sectores, especialmente de la población y su acceso.
  • Incrementar el Fondo Común Municipal desde las comunas más favorecidas en beneficio de las más vulnerables. Que se exija que un porcentaje se destine a proyectos territoriales de carácter cultural, previamente visados como tales por parte del MINCAP, que están cumpliendo el rol público que no está ejerciendo el Municipio de lograr movilidad social y mejoramiento de la calidad de vida a través de la cultura, como ocurre en la actualidad con El Circo del Mundo en la comuna de Lo Prado, por poner un ejemplo.
Contenido relacionado

Reinado del Festival de Viña del Mar: Actividades de los candidatos tendrán un enfoque “social”

VIDEO| “She shushpende la pesheú”: La imitación que le dedicó Kramer a la ministra de Educación, Marcela Cubillos

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Fuerzas Armadas aún no inician sumarios por casos de violencia estatal durante el Estado de Emergencia

Sin autocrítica: Altos mandos de las Fuerzas Armadas defienden su actuar durante Estado de Emergencia frente a comisión investigadora

Saint Jean: “No es aceptable que hoy día estemos siendo testigos de la violencia de Estado”