País

Habla Óscar Lagos, la víctima del perdigón en el ojo que el Presidente Piñera visitó

Por: Nico Romero / Publicado: 08.11.2019
"Me ingresan de urgencia, me hacen un escáner y a las 00:30 me dicen: 'usted va a entrar a pabellón de urgencia ahora para la extracción del balín'". Óscar Lagos no se imaginaba que tres días después podría conversar cara a cara con Piñera y que la foto del encuentro saldría en casi todos los medios de comunicación. Tampoco esperaba que recibiría amenazas por supuestamente prestarse para un lavado de imagen. A continuación, en entrevista exclusiva con El Desconcierto, cuenta su verdad. 

El miércoles 6 de noviembre el Presidente Sebastián Piñera informó que también visitaría a civiles heridos en las manifestaciones sociales, al igual que como ya lo había hecho con carabineros lesionados.Esa misma tarde, pasadas las 15 horas y acompañado por el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, fue hasta la Mutual de Seguridad ubicada en la estación Ecuador del Metro de Santiago, para visitar a Óscar Lagos (30), técnico en enfermería, quién fue víctima de un perdigón en el párpado de su ojo izquierdo.

El lunes 4 de noviembre, aproximadamente a las 21 horas, Lagos se encontraba llegando a su departamento en Santiago Centro. Iba hablando por teléfono con su madre que vive en Los Ángeles. Al pasar por las inmediaciones de la 28º comisaría de Carabineros, en calle San Isidro, Santiago Centro, vio a un grupo de manifestantes lanzando piedras hacia el recinto policial y también a un carabinero que disparó una bomba lacrimógena que le cayó muy cerca.

Decidió cortar la llamada: “Mamá, voy llegando bien al edificio, me falta una cuadra. Corta porque están disparando”, dijo. “Corto y recibo el segundo impacto, en el párpado de mi ojo izquierdo. Grité ¡ayuda, ayuda! Me arrastraron hasta una farmacia que hay por la calle Carmen, llegando a Santa Isabel. Ahí caí y perdí el conocimiento”.

Cuando recuperó la conciencia, llamó a su compañero de departamento, quién lo fue a socorrer de inmediato. Después, Óscar Lagos habló con su jefe de la Clínica Tabancura. Sabía que podría significar un accidente de trayecto y atenderse con su seguro laboral. Su propio jefe, quién también vive en el centro, lo llevó de inmediato a la Mutual.

“Me ingresan de urgencia, me hacen un escáner y a las 00:30 me dicen: ‘usted va a entrar a pabellón de urgencia ahora para la extracción del balín'”. Lagos no se imaginaba que tres días después podría conversar cara a cara con Piñera y que la foto del encuentro saldría en casi todos los medios de comunicación. Tampoco esperaba que recibiría amenazas por supuestamente prestarse para un lavado de imagen.

—¿Cómo fue que llegas a reunirte con el Presidente Piñera?

“El miércoles recibí la visita del director nacional de la Mutual, doctor Alberto Hayden; del jefe de servicios, doctor Marcelo Standen; del subdirector, doctor Miguel Marchese; y del encargado de comunicaciones de presidencia, Juan José Bruna —en ese momento creí que era encargado de las relaciones públicas de la Mutual. Él me dice que de acuerdo a que las autoridades han ido a visitar militares, carabineros y civiles heridos, me informa que estarían queriendo venir a visitarme. Yo les dije que a mí no me suma ni me resta una visita de un ministro ni de un presidente, porque en realidad mi caso se tratará de acuerdo al protocolo y al seguro laboral. Luego me insistió que si yo quiero, la visita estaría programada para el jueves a las dos o tres de la tarde. Yo les dije bueno, pero con una condición: No quiero cámaras, ni audio, ni micrófonos. Se preocuparon y me dijeron: “bueno pero una foto para el registro”. Yo le dije sí, pero tomada con mi celular. Todas las fotos que salieron fueron tomadas con mi celular”.

—¿Qué pasó en el encuentro que tuviste con él?

“Nunca me condicionaron sobre los temas que podía o no hablar. Sinceramente fue una conversación de tú a tú. Piñera es conocido por refutar y no dejar hablar nunca. Me sorprendió que me escuchó de principio a fin. Le hice tres veces la misma pregunta: Sebastián, ¿qué le dices a mi mamá que está en el sur preocupada porque voy a perder el ojo y voy a perder mi trabajo? Y tres veces me respondió con evasivas, silencios y con su clásico tic en el hombro. Me quebré un poco con esa pregunta. Ahí me dijo que van a tratar lo humanamente posible para que eso no pase, que iban a hablar con la Clínica Tabancura para que esto no ocurra y con respecto a mi lesión, que estaba en las mejores manos en este centro hospitalario”.

—¿Por qué decidiste recibirlo?

“En un principio no quería hacerlo. Pero después di un giro y dije, bueno, el tipo si quiere hablar conmigo, hablemos pero bajo mis condiciones. Hablemos porque quiero plantearle mi punto de vista y él tiene que escucharme. Y así fue. Si el tipo no me hubiese dejado hablar, la conversación habría quedado hasta el ‘hola’ y nada más. El tipo me escuchó de principio a fin. Esto es independiente si yo voté o no por él. Yo le dije que soy una persona ajena. Le dije que si hubiese ido a las manifestaciones habría salido peor”.

—Con respecto a las fotos que autorizaste, ¿te dijeron que las iban a publicar y difundir en los medios?

-Sí, me dijeron que una foto iba a ser publicada y dijeron que la foto que yo quisiera. Tomamos una foto grupal de los cuatro con el ministro y el subdirector. Otra estrechando la mano con el Presidente y otra conversando de frente a frente. Me dijeron cuál es la foto que te gustaría que subiéramos al portal de comunicaciones de la Mutual y elegí una. También me pidieron la autorización si podían subir mi nombre o iniciales. Les dije que si subían con mi nombre sería más transparente, más verídico”.

—Pero finalmente subieron más de una y no solo en el sitio de la Mutual, también en el de presidencia.

“Sí, salió más de una. Vi las fotos en presidencia, me mandaron links de 24Horas, de Teletrece, una amiga me dijo que me acababa de ver en la tele. Habían pasado 20 minutos y yo ya estaba en la tele”.

—¿Por qué crees que te eligieron a ti?

“Eso también me lo cuestioné: ¿por qué no otra persona? Ellos querían que fuera un civil, joven, yo tengo 30 años, paramédico. No sería lo mismo que hubiesen visitado a alguien que está postrado, por ejemplo, o alguien que a penas le podría contestar”.

—¿Qué más hablaron?

“Blumel nunca habló. A Piñera también le dije que se había equivocado al usar el concepto de que estamos en guerra. Le dije que en realidad estamos como en una posguerra y que cuándo se iba a terminar todo esto. Cuando lo interpelaba, entre sus tics y silencios, buscaba las palabras para responder. Me dijo que estaban avanzando, lento, pero avanzando. ¿Qué hubiera pasado si yo le escupía en la cara? No tiene sentido porque el tipo nunca me hubiera escuchado. Si lo interpelaba de una, tampoco me habrían dejado continuar con la conversación. Si me lanzaba sobre él, me habría ido preso. Yo dejé que el tipo me escuchara y yo escucharlo a él”.

—¿Te arrepientes de haber aceptado el encuentro? Haz recibido una serie de amenazas a través de redes sociales.

“De lo único que me arrepiento es haber usado mi polera de pijama en vez de la bata. He trabajado en hospitales públicos y clínicas privadas. Sé lo que es estar hospitalizado. Aquí llegué y me preguntaron si prefería usar bata o pijama. Decidí usar pijama porque la bata es muy incómoda. Eso abrió muchas sospechas entre la gente que me critica y amenaza. Estoy tranquilo conmigo mismo, pude expresarle lo que quería. Me han dicho que soy facho, ni siquiera sé bien qué significa esa palabra. Aquí hay un descontento social generalizado. Nunca me gustaron las fuerzas armadas. Yo le dije a Piñera que a esa gente le enseñan a matar, a mí me enseñaron a salvar vidas”.

—Óscar, considerando que actualmente la política se mueve mucho desde la comunicación de imágenes y escenas, ¿no sientes que fuiste utilizado y revictimazado?

“Puede ser que sí. Entiendo que toda la gente piensa que él intentó lavarse la imagen visitando también a los civiles que les dispararon. Yo no siento que haya sido con ese fin, pero todos los piensan. Indirectamente claro que hay algo de eso”.

Contenido relacionado

Gobierno y FF.AA. rechazan completamente informe de Amnistía Internacional

Estudiantes de la UAI denuncian que profesores ayudaron a Carabineros a detenerlos

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Estudiantes de la UAI denuncian que profesores ayudaron a Carabineros a detenerlos

Carabineros dice que el “audio aparece alterado” en el video donde un capitán ordena salir sin nombres

Estudio de la U. Austral confirmó que perdigones de Carabineros tienen plomo