País

Abbott, Mañalich y la orden de entregar los datos personales de todos los manifestantes heridos a Fiscalía

Por: Nico Romero / Publicado: 21.11.2019
HUAP agencia uno ex posta central / / AGENCIAUNO
El presidente del departamento de derechos humanos del Colegio Médico, el doctor Enrique Morales, explicó que "esta obligación tiene una dualidad. Sirve por un lado para proteger a las personas que han sido víctimas de algún tipo de agresión, pero también las personas pueden ser investigadas a partir de lo que ocurrió".

El Fiscal Nacional, Jorge Abbott, envió un oficio al ministro de Salud, Jaime Mañalich, para recordar a todos los centros asistenciales -tanto públicos como privados- que deben entregar a la fiscalía un reporte, cada 24 horas, de todos los heridos que son atendidos en los recintos de salud.

Si bien esto ya está establecido por ley, en los numerales 175, 176 y 200 del Cógido Procesal Penal,  el escrito de Abbott, con fecha del 29 de octubre, pone especial énfasis “en relación a la contingencia por la que atraviesa el país por estos días y, atendidas ciertas situaciones que se nos han reportado en relación a la ausencia de denuncia respecto de personas que han ingresado a recintos hospitalarios, sean públicos o privados, habiendo tenido la calidad de víctima de un ilícito”.

Cabe destacar que la orden de Abbott se emitió cinco días después que la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, acusó que algunos de sus colegas fueron intimidados para no entregar la información que manejaban de las personas heridas durante las protestas.

En el texto, el fiscal detalló que la normativa también está amparada en la Circular del 20 de agosto de 2013, y que el numeral séptimo de la cláusula décimo sexta del Reglamento Interno sobre Derechos y Deberes de las Personas en Relación a las Actividades Vinculadas con su Atención de Salud, Ley 20.584 señala: “Tratándose de hechos eventualmente constitutivos de delito, deberá entregarse directamente al Ministerio Publico o a la Policía que lo requiera, sin autorización del juzgado correspondiente, la información contenida en el Dato de Atención de Urgencia (DAU), informe ginecológico o informe de lesiones, lo que constituirá denuncia para todos los efectos legales”.

De esta forma, el documento continúa remarcando que “por otro lado y, frente a la contingencia a la que se ve enfrentada el país, se hace necesario y urgente regularizar el flujo de esta información, especialmente en lo que dice relación con los casos ocurridos desde el día 18 de octubre en adelante, así como la necesidad de generar un canal de comunicación permanente, que permita entregar de forma regular y cada 24 horas los DAU recabados en cada servicio, a fin de dar cumplimiento a lo dispuesto en la ley”.

En ese sentido, en el oficio solicitó que le remitan a fiscalía un “informe de todos los casos ingresados al sistema de salud público o privado desde el día 18 de octubre del presente a la fecha de recepción de esta solicitud por parte de cada servicio, con indicación de los siguientes campos”. Dichos campos son: fecha de ingreso, nombre completo, RUT, descripción de lesiones, diagnóstico, vía de ingreso (particular/carabineros/ambulancia), realizó denuncia (sí/no), personal policial retiró evidencia o realizó diligencias (sí/no) y comuna.

En conversación con El Desconcierto, el titular de Salud, Jaime Mañalich, consultado sobre si la Fiscalía investigará a cada una de las personas heridas, dijo: “A nosotros no nos corresponde eso. Nos corresponde denunciar cada caso y que la Fiscalía investigue cuál es el contexto en que se dio la lesión”.

En ese sentido, interpelado por cómo se diferenciarán cuáles casos se tienen que investigar y cuáles no, remarcó que “ese es un problema de ellos. Nosotros notificamos todos los casos”. 

Mañalich también precisó que los recintos envían directamente la información a Fiscalía y negó que los datos pasen por el Ministerio de Salud. También informó que los datos que él recibe diariamente son las atenciones de urgencia que se han realizado.

La dualidad de la ley

Entrevistado por El Desconcierto, el presidente del departamento de derechos humanos del Colegio Médico, el doctor Enrique Morales, explicó que “esto es lo que se hace habitualmente, y lo que hizo el fiscal Abbott con esa carta es citar la ley. Eso sí, esta obligación tiene una dualidad. Sirve por un lado para proteger a las personas que han sido víctimas de algún tipo de agresión, pero también las personas pueden ser investigadas a partir de lo que ocurrió”.

En ese sentido, agregó que “la ley está hecha con esa doble mirada. El espíritu de la ley es así. Es la mirada de la protección a las personas, pero también la mirada de la investigación a las personas”. Pero, también recalcó que “están las otras instancias y las personas pueden recurrir hacer las denuncias ante organismos de derechos humanos en Chile o internacionales y pedir la reserva de su identidad”.

Morales eso sí hizo especial énfasis en que “si las personas tienen una situación que complique su salud o arriesgue su vida, deben recurrir a los servicios de urgencia o atención. También es muy importante que constaten lesiones porque se activa un mecanismo que los puede proteger. Si las personas llegan a tener alguna complicación legal, el llamado es a recurrir a los organismos que existen para protegerlos”.

“La inquietud es válida”

Por su parte, el doctor y presidente de la asociación de funcionarios del Hospital de Urgencia Asistencia Pública, Patricio Barría, dijo que “la inquietud que pueda generar el procedimiento es absolutamente válida para la población que consulta. Las personas que consultan ya fueron víctimas de agentes del Estado, por lo cual es esperable que haya una desconfianza notable en las instituciones”. 

En esa línea, destacó que “es necesario que dentro de los hospitales existan ciertas garantías mínimas para que sus derechos no vuelvan a ser vulnerados. Ahí la figura más importante en estos momentos son los observadores de derechos humanos. Ellos se aseguran que todo el procedimiento que se realice está ajustado a derecho”.

En conversación con El Desconcierto, también reveló que “ahora Carabineros está de civil en la unidad de emergencia. Habitualmente están con uniforme, pero por indicaciones de su jefatura, están de civil para que no reciban agresiones. Eso sí, siempre tienen que estar debidamente identificados, igual que todo el personal que atienda a los pacientes”.

Sin embargo, por otro lado, concluyó que “el otro cambio es que ahora el Instituto Nacional de Derechos Humanos está de punto fijo la mayor parte del tiempo en la posta. La misma unidad de emergencia, en la entrada, hay una oficina que se les asignó precisamente para que ellos puedan estar ahí y de manera constante”.

Contenido relacionado

Llevaba tres días en el cargo: Seremi del Ñuble renuncia tras críticas a su pasado radical y a sus publicaciones en RRSS

PDI detiene a joven que habría mantenido cautiva desde agosto a su pareja en Conchalí 

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Rubilar profundiza brecha con Ministerio Público: “La Fiscalía no tiene que defenderse, tiene que aprovechar esta oportunidad para ser mejor”

INDH reportó un total de 678 acciones judiciales presentadas

Fiscal nacional responde a críticas de gobierno: “Se trata de llevar a sede penal un conflicto de carácter social y político”