Opinión

¿Quién es el cuico que rotea?

Por: Richard Sandoval / Publicado: 25.11.2019
viejo la dehesa /
¿Qué rotea el cuico cuando rotea? ¿Rotea al cuma que se le apareció en el mall, o muestra involuntario, desde sus tripas, como vómito purulento, el terror que le da constatar su fragilidad de cuico inestable? ¿Rotea al negro de la población que le da asco o se rotea a sí mismo, para recordarse mediante ese insulto que aquel que fue su abuelo no puede volver a ser él?
¿Quién es el cuico que más rotea? ¿Es el verdadero cuico, el que nació en cuna de oro, el de generaciones de familias dueñas de todo, o el aparecido viejo histérico que reniega de lo que su sangre alguna vez fue, dos generaciones atrás, la vieja nueva rica que en el rostro moreno de enfrente reconoce a su otro yo? Yo me temo que el segundo, el cuico tembloroso que ante un grito de denuncia por un Chile justo revive todos sus complejos, el cuico que se muestra como un insecto a punto de ser atrapado en La Dehesa ¿Qué rotea el cuico cuando rotea? ¿Rotea al cuma que se le apareció en el mall, o muestra involuntario, desde sus tripas, como vómito purulento, el terror que le da constatar su fragilidad de cuico inestable? ¿Rotea al negro de la población que le da asco o se rotea a sí mismo, para recordarse mediante ese insulto que aquel que fue su abuelo no puede volver a ser él?
El cuico que rotea es el cuico de plástico, temeroso, débil, falso, de profundidades miserables, que escupe insultos como los únicos escudos que lo pondrán a salvo de que los otros le quiten lo que le da sentido a su abominable vida: el privilegio de estar separado de lo que no quiere ser, el orgasmo cotidiano de saludar a los verdaderos ricos, los verdaderos cuicos, los caídos del cielo, cada mañana en un centro comercial, mientras mira a los empleados del local como seres detestables.
Ese cuico, el que rotea, el que graba a manifestantes pacíficos, el que vocifera como vaca canosa acorralada por su propio miedo, el que atropella a protestantes en lugar de bailar, el que saca una pistola para echar a estudiantes de su edificio, es el que más aterrado está con este despertar de Chile, porque ese cuico es el que más se ha beneficiado de un esquema que crea desigualdad en base al falso mérito, en base al pasar a llevar al otro, en base a cagarse al compañero, en base a hacerse el más vivito. El cuico de mentira que inventó la dictadura. He visto que los cuicos más realmente cuicos incluso hasta comprenden y respaldan aspectos del giro que necesita Chile, sin siquiera ser progresistas, pero ese cuico asqueroso que echa a profesoras de su lago robado, que espanta a gente de su mall de cristal, solo puede tener miedo, y reacciona como rata, porque siente que él, el aparecido, es parte de los cuicos que podrían dejar de ser cuicos, al contrario de los caídos del cielo, cuicos eternos.
El cuico que rotea está enfermo, no hay otra lectura. Es el amigo que terminó siendo un conchetumadre, cagándote con plata para luego hacerse el leso y mostrar sus compras en facebook con el dinero que te afanó. Es un ser humano que avanza sin sentimientos más que los que sustentan su estatus, sin valores más que los que requiere su fachada, sin palabras más que las que defienden su castillo parado sobre las riquezas que ahora les gritan deben ser repartidas. Pobres tipos, de verdad. Pobre cuicos. Están con la pera. Se derriten de miedo.
Richard Sandoval
Contenido relacionado

El otro orden

El gran cambio social que estamos viviendo

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

El otro orden

Ministra Plá, su silencio la hace cómplice

Estrategias Oblicuas IV: Este sábado se presentan discursos artístico-culturales para reflexionar sobre el estallido social