Internacional

El estallido chileno bajo la lupa de los periodistas y editores de medios internacionales

Por: Meritxell Freixas @MeritxellFr / Publicado: 08.12.2019
prensa internacional - protestas /
Página12 y Clarín, desde Argentina; El Espectador y El Tiempo, desde Colombia; Opera Mundi y O Estado de Sao Paulo, desde Brasil; La Jornada y Proceso, desde México; y eldiario.es desde España, hablan a El Desconcierto sobre la cobertura de la crisis política y social la prensa internacional, sus focos y la repercusión en los otros países.

El mundo mira a Chile. Desde hace 50 días la prensa internacional informa a la opinión pública mundial de los últimos acontecimientos del país: movilizaciones, negociaciones para la nueva Constitución, represión y violaciones a los derechos humanos. Enfoques, temas y géneros periodísticos distintos que han servido para explicar a lectores, auditores y espectadores la contingencia chilena.

¿Cómo observan desde afuera el estallido social y las causas que lo provocaron? ¿Qué tipo de cobertura y tratamiento le ha dado la prensa latinoamericana? ¿Dónde han puesto la atención los editores y editoras de las secciones de Internacional? Son varias de las preguntas que El Desconcierto ha trasladado a una decena de encargados de seleccionar, editar y publicar la información sobre los hechos ocurridos en Chile desde países como Argentina, Brasil, Colombia, México o España.

Página12, Argentina: “Hubo mucho interés de informar sobre las violaciones a los derechos humanos”

La editora de la sección El Mundo del periódico argentino Página12, Mercedes López, explica que para ella lo sorpresivo del estallido chileno fue “lo rápido que la protesta estudiantil se convirtió en una revuelta popular con demandas heterogéneas que tenían como factor común el hartazgo”. Dice que “la olla a presión” por el elevado costo de la vida y el endeudamiento “en algún momento iba a estallar”. Y añade: “Era un reclamo latente, pero fue sorpresivo lo rápido que se esparció”. Según ella, “la prensa argentina le ha dado mucha cobertura a Chile y ha enviado periodistas al lugar”. Así lo decidieron en Página12 porque –dice– “la prensa tradicional chilena informa con una mirada bastante favorable al gobierno de Sebastián Piñera y con poca diversidad de voces”. Para el medio argentino, el interés estuvo en “informar sobre las violaciones a los derechos humanos”.

En opinión de López, hoy Argentina no atraviesa un escenario similar al chileno. “Las elecciones canalizaron el disconformismo y malestar provocado por la debacle económica de los últimos años”, indica. Según ella, la llegada a la Casa Rosada de Alberto Fernández y Cristina Fernández abre “una nueva expectativa que hace que no se pueda plantear un efecto contagio de la convulsión de la región en Argentina”.

Clarín, Argentina: “El caso chileno siempre había sido presentado por muchos como ‘el modelo exitoso’”

Pablo Biffi es el editor de la sección El Mundo del Clarín, el periódico con mayor tirada en Argentina. En su opinión, Chile llamó la atención porque “siempre había sido presentado como ‘el modelo exitoso’, a partir de lo que algunos sectores sociales veían cuando iban de vacaciones a Chile: el orden, el crecimiento, el respeto por las normas e instituciones, etc., pero no veían, o ignoraban, las inequidades que tenía y tiene el ‘modelo’”. En Clarín “no imaginábamos que podría producirse un estallido de esta naturaleza”, dice el editor, quien se muestra crítico con la respuesta del Ejecutivo: “A los gobiernos de derecha como el de Piñera siempre les cuesta entender que hay una vida distinta más allá de la ‘burbuja’ en la que vive la clase dirigente”.

Biffi coincide que en Argentina el estallido ha tenido una amplia cobertura, “tanto en radio, TV y prensa escrita, ésta más analítica y tratando de entender las múltiples causas y las posibles salidas a una crisis sin precedentes inmediatos”.

El Espectador, Colombia: “Se le dio mucho seguimiento por el nivel de violencia que se veía en las calles”

Angelica Lagos, editora de Internacional de El Espectador, el periódico más antiguo de Colombia, asegura que en su país se ha dado “mucho seguimiento a Chile, particularmente durante los primeros días” y destaca como una de las razones para ello “el nivel de violencia que se veía en las calles”. La periodista observa “con preocupación” la situación chilena porque considera que hay similitudes entre las demandas de ambos países. “Copiamos el modelo chileno de pensiones, también tenemos el tema del costo de la educación, la dificultad de comprar una vivienda, el acceso a la salud de calidad”, ejemplifica. Sin embargo, precisa que “la protesta en Colombia suma muchos más reclamos, como el proceso de paz o la violencia contra los líderes sociales”.

Entre las similitudes entre ambos escenarios y que hacen que la realidad chilena se mire con lupa desde Bogotá destaca “que ningún partido político ha logrado capitalizar el malestar con el gobierno y que este no sabe cómo responder a este malestar social”. Y añade: “El presidente Piñera llegó tarde; en Colombia, el paro estaba anunciado y sólo días después se hizo una oferta de diálogo”.

El Tiempo, Colombia: “La imagen del Chile exitoso se hizo sobre profundas inequidades”

El editor de la sección de Internacional de El Tiempo, Eduardo Soto, asegura que en Colombia se sabe que “la imagen del chile exitoso se hizo sobre profundas inequidades en lo político, lo social y lo económico”. El periodista del diario de mayor circulación de Colombia opina que “ha habido mucha operación de márketing en relaciones internacionales y diplomáticas” sobre la situación económica de Chile. “Ministros de los gobiernos socialistas y de derecha hablaban de que Chile estaba a los mismos niveles de países europeos, que su economía se podía comparar con algunos de los principales países de la OCDE y que vivían en el vecindario equivocado”.

Soto comenta que la crisis “ha recibido muchísimo despliegue” en el país caribeño porque se considera a Chile como “un espejo de lo que podría suceder en algunos años en Colombia”.

O Estado de Sao Paulo, Brasil: “Observamos lo que pasa como un gran cambio que se podría producir en toda la región”

El periodista de política del diario brasileño O Estado de Sao Paulo, Marcelo Godoy, coincide con muchos de sus colegas que las movilizaciones han sido “una sorpresa”. Desde Sao Paulo dice que se observa “todo lo que pasa como un gran cambio que se podría producir en toda la región” por “un cierto cansancio de los pueblos con sus gobiernos”. Para la prensa del gigante latinoamericano, “son muy importantes las consecuencias que producen de las políticas liberales en la economía chilena”. A eso le ponen el foco. Sin embargo, apunta que ve difícil un proceso similar hoy en su país, “porque el cambio ocurrió hace pocos meses y aún es muy pronto para que el pueblo sienta los efectos de las políticas económicas del gobierno de Jair Bolsonaro”.

Opera Mundi, Brasil: “Los grandes medios brasileños han tratado de ocultar el carácter antisistema de las protestas”

Según Haroldo Ceravolo, editor del medio independiente brasileño Opera Mundi, “había un conflicto de fondo que explica ese estallido, que tiene que ver con el choque entre un proyecto que desea mayor justicia social y el proyecto neoliberal que domina la agenda política chilena”. Para él, sin embargo, fue inesperado que este escenario se desate cuando “hace relativamente poco tiempo que Piñera asumió un nuevo gobierno y parecía que contaba con una mayoría social”.

En opinión de Ceravolo, “los grandes medios brasileños han tratado de ocultar el carácter antisistema de las protestas, para no mostrar que se trata de un rechazo al modelo económico neoliberal y, en cambio, presentarlo como una manifestación por la insatisfacción con el presidente”. Eso, dice, porque de lo contrario, “pondrían en cuestión las mismas ideas que quiere promover Jair Bolsonaro y su ministro de Economía, Paulo Guedes, en Brasil”. A su parecer, “hay expectativas de los sectores progresistas de que este fenómeno se produzca aquí”, pero aclara que por ahora no será así porque en el país vecino no ha surgido todavía “un motivo clave”, como lo fue el aumento de la tarifa del metro en Santiago.

Proceso, México: “Lo que llamó la atención fue la amplitud del movimiento, sus objetivos y la represión”

El subdirector del semanario de opinión y análisis Proceso, Homero Campa, cuenta que lo que llamó la atención en México fue “la amplitud del movimiento, los objetivos que persigue –un cambio estructural de modelo– y la represión de la que fue objeto”. Asegura que “prácticamente todos los medios se ocuparon del tema”, con especial atención en las manifestaciones y la represión.

“Hubo muchas notas que se centraron en las declaraciones del presidente Piñera y pocas en las causas estructurales del fenómeno”, matiza. Según él, en México hoy no puede replicarse un movimiento similar porque, si bien la sociedad mexicana enfrenta problemas parecidos (profunda desigualdad social, estancamiento económico, falta de democracia real) y otros acuciantes (violencia y crimen organizado), “hay un bono de confianza por parte de amplias franjas de la sociedad hacia el presidente López Obrador y hacia su discurso que censura el pasado neoliberal y que dice querer acabar con la corrupción”.

La Jornada, México: “El estallido ha llegado a ser la nota principal en nuestra edición impresa”

Marcela Aldama, jefa de la Sección Mundo del periódico mexicano La Jornada, comenta que “la insurrección en Chile ha generado mucho interés en México” y que, inicialmente, sorprendió “la fuerza” del estallido. “En La Jornada ha ocupado espacios relevantes en nuestras páginas y plataformas digitales llegando incluso a ser la nota principal en nuestra edición impresa”, sostiene. En el periódico mexicano han contado con un periodista chileno para explicar a sus lectores y lectoras “lo que sucede y las razones de esta explosión”. Aldama, como su colega, opina que “no se vislumbran condiciones en México para una rebelión similar”. Eso, según ella, porque “se han logrado algunas reformas constitucionales para desmontar el sistema neoliberal y, si bien la economía se encuentra estancada, ha mejorado la distribución de la riqueza”.

eldiario.es, España: “El estallido suena a hartazgo por un sistema que no ha terminado de hacer la transición”

Para el editor de Internacional de eldiario.es, Juan Luis Sánchez, “el estallido social suena a hartazgo por un sistema que no ha terminado de hacer la transición”. Cuenta que “lo que llega a España desde Chile se sigue con más atención que lo que ocurre en otros países”. Según él, porque en España “hay una simpatía especial por Chile, una identificación porque se compara con un pasado reciente de dictadura”. Sin embargo, subraya que también hay “mucho desconocimiento”. Pone de ejemplo la Constitución chilena: “La mayoría de la gente no conoce de dónde viene y por tanto es difícil entender el raigambre económico que tiene, blindada para proteger un determinado sistema económico de privatización salvaje”.

Sánchez pone de relieve el actuar de Carabineros, que dice observar “con terror” desde Madrid: “Es alucinante la reacción policial […] Las imágenes de policía pegando, atropellando a gente”. Y recalca, también, “el efecto apabullante que han conseguido las mujeres chilenas con ‘Un violador en tu camino’”. Desde el medio independiente, asegura que las movilizaciones han tenido una cobertura “acartonada” y “no muy cuidadosa” que, dice, “quita espacio para contar más cosas”. En su opinión, la prensa española se ha limitado a contar “lo básico de una protesta internacional, que es a lo que, desafortunadamente, los medios nos solemos adaptar”.

Contenido relacionado

Estudio internacional menciona a Chile como ejemplo de las consecuencias de la desigualdad económica

VIDEOS| “And the rapist was you”: La intervención de Lastesis en Washington D.C. por la Women’s March 2020

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Vecinos de La Florida exigen explicaciones a Carter por irregularidades en la comuna durante el estallido social

Calle destituyente y burocracia cognitiva

Habla la madre de Nicolás Ríos: “Nunca imaginé que a mi hijo lo iban a secuestrar”