fbpx
Nacional

Carabineros admite uso de líquido en el carro lanzaaguas que provoca quemaduras químicas

Por: Diego Alonso Bravo C. / Publicado: 10.12.2019
/ Imagen referencial. / Fuente: Agencia Uno (archivo).
El químico es conocido como CS y, según los mismos experimentos de la institución, puede provocar dichas heridas tras exposición prolongada y en clima soleado. Fue parte de la información que se mostró en la comisión de Derechos Humanos del Senado y que, pese a que cumple con los estándares internacionales que certifica que no hay daños importantes (según insisten), no se condice con el aumento explosivo de quemaduras químicas que ha registrado el Colegio Médico desde que se depuso el uso de balines.

La gran pregunta con la que la comisión de Derechos Humanos del Senado sesionó este lunes fue si el líquido con el que el carro lanzaaguas que usa Carabineros para dispersar a los manifestantes (“tango-lima”, en jerga policial; “guanaco”, como se le conoce popularmente) provoca quemaduras en la piel de la gente. La prueba más gráfica de la hipótesis la mostró el Colegio Médico, por medio de los doctores Enrique Morales (presidente del departamento de Derechos Humanos de la institución) y Roberto Macchiavello (cirujano del departamento de quemados del Hospital de Urgencias Asistencia Pública, ex Posta Central). Todos estos casos, según los profesionales, subieron cuando se detuvo el uso de balines (22 de noviembre).

“Los pacientes se están quemando con esta agua”, dijo el doctor Macchiavello durante su exposición: “Y las quemaduras químicas son graves”, agregó para hacer la distinción con las reacciones alérgicas, como se podría presuponer.

“Son quemaduras que dejan secuelas; son importantes porque están en el GES, porque afectan a la gente joven en su capacidad laboral”, precisó. “No sabemos cómo tratarlas, no es algo frecuente y hoy en día estamos viendo una explosión de casos y, revisando la literatura, es algo que no se había dado en el mundo. Parece el caso de los balines”, agregó después.

Según sus datos, las quemaduras químicas representan cerca del 1% del total de los casos en el país. La cifra de estos casos que han llegado las últimas semanas ha aumentado significativamente (en el Colegio Médico constatan la afirmación, pero no han podido hacer un porcentaje de ello). Y la exposición a los químicos no es de efecto inmediato en la piel: es decir, son personas que estuvieron expuestas al líquido y que no se acercaron a los centros médicos sino hasta varios días después del contacto, cuando se hizo visible el daño. Ese contexto provoca que lo disuasivo con el que se usa quede subordinado a los efectos de largo plazo y permanentes.

Los casos que se han reportado son de grado intermedio o segundo grado (considerando que la quemadura de primer grado es la que surge tras estar mucho tiempo expuesto al sol). Lo que implica que puedan dejar secuelas estéticas (cambios de coloración en la piel, que suelen verse más en los rostros o el cuello); o las funcionales (que deja cicatriz y afectar a largo plazo). Y más característico aún han sido las quemaduras circulares en la cadera (como si estuviese empapado el cinturón) y tobillos (misma condición pero para calcetines).

Cuando el jefe de la zona de control de orden público e intervención de Carabineros, general Jorge Ávila, le tocó explicar la composición del agua que usa el carro (que no podía ser revelado por Ley de Transparencia dada la condición de “Seguridad del Estado”), detalló que son dos estanques: uno de agua potable (“como la de los grifos”, detalló ) y otro con CS (Ortoclorobencilidenmalononitrilo).

El CS, en altas dosis y a exposición prolongada, puede generar las quemaduras que constató y de las que dio cuenta el Colegio Médico. Pero según el general Ávila, la proporción de CS que tiene el “tango-lima” es de entre 12% a 15% por litro de agua, que es el estándar internacional.

La química del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar), Carla Hidálgo, señaló que hicieron un experimento con el mismo CS que usan en las calles: “Recortamos trozos de piel de cerdo bien pelada y colocamos CS diluido y en polvo y los sometimos a los trozos de cuero. Los sometimos de 10 de la mañana a 18:00, tomando temperatura al sol y a la sombra. Ese día, la máxima fue de 32 grados. Efectivamente tuvimos quemaduras y ampollas en el CS concentrado luego de cuatro horas de exposición. En los casos diluidos, las heridas fueron menores. Lo que nosotros probamos es que efectivamente el CS produce quemaduras en altas concentraciones o cuando tuvo alto tiempo de permanencia en la piel: gente que no se sacó el zapato o el calzoncillo, siempre y cuando esta persona no se lave o no se trate. Pero las dosis de CS que se usa en esta mezcla es muy bajo para producir quemadura”.

Ahora bien, el operador del chorro de agua del “guanaco” recibe órdenes de un oficial “que dice proceda con agua pura o proceda con agua mezcla”. Confirmó también que: “No tenemos la certificación que el agua mezclada se usó en tal nivel para tal operación”.

“El proveedor se rige de acuerdo a la norma internacional”, señaló el general de Carabineros al ser consultado por los porcentajes de CS en cada “tango-lima”: “Y la concentración de lo que hemos comprado es de un 15 o 12% en tambores de 200 litros de líquido CS”, agregó.

Para el doctor Morales (quien además es dermatólogo), lo que se está utilizando “no es solo agua de la llave ni agua con CS. No es posible que tantas personas puedan ser quemadas de esta manera. En la posta central se tuvo que hacer protocolo específico a partir de personas con quemaduras. Está ocurriendo en distintas zonas del país“.

Por su parte, el doctor Macchiavello agregó: “No podemos culpar a los pacientes (y decirles:) ‘tu no te sacaste la polera, vas a tener una quemadura’. Los pacientes que hemos visto en el Colegio Médico tienen, aparte del tema cutaneo, crisis de pánico, angustia. No entienden cómo después de una manifestación aparecen con la piel quemada. Y lo otro: aumento de CS puede hacer quemaduras. Está sucediendo esto”.

“Alguien no está cumpliendo las órdenes o alguien no está diciendo la verdad”, cerró Morales su intervención.

Y es que es ese, finalmente, el principal problema: los profesionales de la salud que están atendiendo estos casos no están al tanto de lo que se está usando porque, según sus conocimientos, las consecuencias no se condicen con lo expuesto por Carabineros.

Contenido relacionado

Alcalde Carter habilita espacio “transitorio” para fallecidos por COVID-19 y desliza crítica contra vecinos que se negaron a tenerlo en su barrio

Informe del DEIS suma más de 700 fallecidos a lo anunciado en el reporte y establece que Chile habría superado los 10 mil decesos por COVID-19

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

“Las familias sí tendrán Postnatal de Emergencia”: Senado y gobierno acuerdan creación de una licencia médica preventiva parental COVID-19

Senado aprueba en general proyecto sobre filiación homoparental

Huenchumilla a forestales por proyecto que castiga robo de madera: “Instalaron un conflicto político que nos ha perseguido los últimos 20 años”