fbpx
Opinión

¿Quién pide paridad en la constituyente?

Por: Constanza Schönhaut / Publicado: 17.12.2019
/ Foto: Agencia Uno
No se trata de un asunto de mujeres, se trata de justicia social y profundización democrática. La incorporación de las cuotas de género para las elecciones de 2017 fueron fundamentales para mejorar la representación de mujeres de todos los colores políticos en el congreso. Así, pudimos ver un incremento en la última elección de cerca de 7 puntos porcentuales, muy superior a los 1,6 puntos promedio con los que pasivamente se venía avanzando desde 1989.

La paridad de género no es una propuesta que mejora la representación de unas ideas por sobre otras, sino un mecanismo para equiparar la representación de hombres y mujeres en los espacios de decisión. Mujeres y hombres vivimos distintas realidades y roles en la sociedad actual, por tanto es necesario que la expresión de esa realidad esté presente en los debates, con independencia de las propuestas y votaciones que cada quien sostenga. En ese sentido, la propuesta aprobada ayer en la comisión de Constitución es un triunfo de las mujeres organizadas hace décadas, no de un partido o de otro.

Veamos qué han dicho las encuestas sobre qué piensan (quienes y sobre qué). De acuerdo a la XIII Encuesta Nacional de Corporación Humanas, Percepciones de las Mujeres sobre su Situación y Condiciones de Vida en Chile 2019, es mayoritaria la percepción de que las mujeres son discriminadas en Chile (86,4%). El 92,5% de las mujeres sostiene que Chile es un país machista, y el 82,5% considera que es un país racista.

Prácticamente la totalidad de las entrevistadas percibe que las mujeres son discriminadas en el ámbito del trabajo (97,7%), y más del 80% considera que lo son en la política, el acceso a la justicia y en el ejercicio de su libertad sexual.

Con esta evidencia en mano, se puede comprender también los resultados de las encuestas de opinión pública que han incorporado preguntas sobre el proceso constituyente. Así, la Encuesta Agenda Ciudadana Criteria de noviembre da cuenta de que hay una predisposición claramente mayoritaria en torno a la necesidad de una nueva constitución y, además, que el 71% de personas encuestadas se muestra a favor de cuotas aseguradas dentro del órgano constituyente para mujeres, versus un 12% que se manifestó en contra.

De modo coincidente, en la 2° Encuesta Termómetro Social – realizada por la Universidad de Chile, su Centro de Microdatos y Facultad de Economía y Negocios, el Núcleo Milenio en Desarrollo Social (Desoc) y el Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES)-, un 74% de las personas entrevistadas también aboga por incorporar cuotas de género. Más aún, el 76% aprueba que la mitad de los cupos sean para mujeres.

En esta encuesta, además se pueden ver los datos desagregados, donde se puede concluir que existe un apoyo transversal a que el órgano constituyente esté compuesto por mitad de mujeres y hombres. Esto lo apoya, el 75,7% de los hombres encuestados y el 76, 7% de las mujeres encuestadas. Asimismo, lo apoya el 57,2% de las personas que se autodenominan de derecha, 74,7% de las que se autodenominan de centro y 82,6% de las personas que se identifican con la izquierda.

Estas cifras son validadas también a luz de los resultados de la consulta municipal del 15 de diciembre de este año, donde con una participación de más de dos millones de personas se manifestó un abrumador apoyo a la idea de una nueva constitución, además de una contundente adhesión a la paridad de género en el órgano constituyente en las comunas donde se incorporó esta pregunta..

Así, en las comunas de Cerro Navia, Independencia, La Pintana, Macul, Recoleta y Valparaíso, donde se incorporó la pregunta por paridad de género (50% mujeres y 50% hombres), el 91% se inclinó por su aprobación. En Isla de Maipo, el 93,9%. En la Reina, 77% a favor de cuotas y/o integración del órgano constituyente. En Quilicura, el 94,9%. En San Joaquin, 95,2% (https://bulletin.consultamunicipal.cl/)

No se trata de un asunto de mujeres, se trata de justicia social y profundización democrática. La incorporación de las cuotas de género para las elecciones de 2017 fueron fundamentales para mejorar la representación de mujeres de todos los colores políticos en el congreso. Así, pudimos ver un incremento en la última elección de cerca de 7 puntos porcentuales, muy superior a los 1,6 puntos promedio con los que pasivamente se venía avanzando desde 1989. De un 15,8%, se aumentó a un 22,6% la representación de las mujeres en la Cámara de Diputados (de 19 a 35 diputadas, de un total de 155 escaños) y de un 18,4% a 23,3% en el Senado (de 6 a 10 senadoras, de un total de 43 escaños), ¿por qué seguir avanzando a cuentagotas si tenemos la oportunidad de dar un paso sustantivo?

La paridad la pedimos todos y todas. Y la reforma que la establezca debe estar en la Constitución, no en la ley. Si nos tomamos en serio a Chile, este estallido social y la fragilidad actual de las instituciones, no hay razón para negarse a votar a favor de la indicación aprobada en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados. Estemos a la altura, este 18D, votemos #ConstituyenteParitaria.

Constanza Schönhaut
Abogada de Corporación Humanas.
Contenido relacionado

La hora de las cooperativas

La (ausente) “estrategia” del gobierno para enfrentar la pandemia

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

El imperativo reconocimiento de los niños y adolescentes

La pandemia de la pobreza y la desigualdad: Comunas vulnerables de Santiago acumulan más muertes y contagios

Estudio Colmed y U. de Chile: Solo un 12% de las mujeres visita a un doctor cuando tiene síntomas de COVID-19