Opinión

Aguanta, resiste, renace Centro Arte Alameda

Por: Richard Sandoval / Publicado: 28.12.2019
/ Foto: Agencia Uno
Aguanta, Centro Arte Alameda, resiste, con la furia de tu origen, con la presencia fantasmagórica de Hija de Perra, intacta en tus paredes, con la rebeldía indómita de tu cine, el aura de Lemebel, la ironía de Raúl Ruiz, el Chile de la calle, el Chile puto vibrante en tus lanzamientos de libros, las fiestas interminables de cuerpos disidentes, de discriminados que miraban desde tu living una ciudad incómoda, de noches inseguras, frágiles y violentas.

Sesenta bombas recibió el centro arte alameda en más de sesenta días resistiendo como centro de salud cada viernes de estallido social, hasta que el fuego lo terminó por consumir, hasta que la policía, el intendente Guevara y su colapso ya no pudieron agobiarlo más. Sesenta impactos a su asistencia a heridos, jóvenes sangrantes, cuerpos baleados, vulnerados. Sesenta golpes de odio a su espíritu solidario, colaborativo, de pura humanidad. Hasta que prendió el fuego y cubrió de negro humo la zona cero de la génesis del nuevo Chile. E hicieron cenizas décadas de historia, de cultura alternativa, de refugio de disidencias, de medios de comunicación, de política, de diálogo y dignidad.

Aguanta, Centro Arte Alameda, resiste, con la furia de tu origen, con la presencia fantasmagórica de Hija de Perra, intacta en tus paredes, con la rebeldía indómita de tu cine, el aura de Lemebel, la ironía de Raúl Ruiz, el Chile de la calle, el Chile puto vibrante en tus lanzamientos de libros, las fiestas interminables de cuerpos disidentes, de discriminados que miraban desde tu living una ciudad incómoda, de noches inseguras, frágiles y violentas.

Aguanta, Centro Arte Alameda, con la alegría de tus ferias, el empeño de tanto emprendedor que llegó a vender sus creaciones. Resiste con la generosidad constante ante desastres naturales. Tantas veces centro de acopio, tantas veces pueblo cantante, plataforma de populares candidaturas presidenciales, pueblo escritor, rincón de poesía. Resiste como una opera a precio justo en un país de demonios gobernantes.

El centro arte alameda es un espacio cultural, pero mucho más que eso, es un lugar de amistad, de apertura a lo diverso que podemos llegar a ser, una casa de viejos perdidos que buscan llenar el alma un día domingo, un frenético abrazo a la juventud sedienta de poder, de amor, de reciprocidad. Por eso debes renacer, debes ser como el temple de Roser, tu directora, convertir lágrimas en reconstrucción, impedir muerte y desarraigo, tomar la pena como muestra de orgullo por los años de cariño, y volver a surgir.

Con el apañe de todo un pueblo, de los mismos que te vieron vibrar en dictadura, de los mismos que hoy sienten que esto es una dictadura. Con los cabros estudiantes de enfermería que te conocieron como sala de urgencia en tiempos de revolución, con la revolución que está en tu razón de ser. Resiste, renace, Centro Arte Alameda. Porque tus murallas son parte de esta historia, un oasis de verdad entre tanta muerte, mutilados y voraces criminales.

Richard Sandoval
Contenido relacionado

Oposición subyugada: La locura de un país sometido al gobierno del seis por ciento

La decapitación como acto de venganza en el siglo XXI

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Infraestructura crítica: Los espacios y condiciones que permitirían al Presidente disponer de militares donde quiera

Carabineros no entrega información sobre composición y protocolo para el uso de nuevos perdigones

Delegación de la CIDH visitará Chile el 26 de enero para evaluar las “Protestas Sociales y Libertades Públicas”