fbpx
Política

Carolina Garrido, de Red de Politólogas: “El Senado no puede desconocer que el acuerdo por paridad es transversal”

Por: Natalia Figueroa / Publicado: 17.01.2020
/ AGENCIA UNO
La cientista política cree que la fórmula más adecuada para garantizar la paridad en el proceso constituyente está contenida en la indicación que fue aprobada en diciembre pasado en la Cámara y que se vota la próxima semana en la sala del Senado. Dice que la resistencia a que se concrete la igualdad de género en este importante proceso político ya se ha demostrado en otros debates, como los de derechos reproductivos y sexuales de las mujeres.

La próxima semana será clave para el proyecto que busca establecer la paridad de género en el proceso constituyente. La iniciativa, que se aprobó de manera unánime en diciembre en la Cámara de Diputados, será votada en la sala del Senado. Aunque hasta ahora no tendría la cantidad de votos necesarios para sortear esta etapa, es decir, los 3/5 del total de senadores. Sobre todo, porque en la derecha el debate llevó al quiebre del bloque, donde la UDI no dio su apoyo a la iniciativa, a diferencia de RN y Evópoli que estuvieron por respaldarla.

Haciendo un análisis sobre esta discusión y adelantándose al escenario que se verá esta semana en el Congreso, la cientista política e integrante de la Red de Politólogas, Carolina Garrido, conversó con El Desconcierto.  Lo más importante, a su entender, es que este ha sido un acuerdo trasversal entre las parlamentarias y que es imprescindible que el Senado no solo respete esto, tal como lo hizo la Cámara, sino que no de señales erráticas a la ciudadanía sobre la igualdad de género que debe definir este importante proceso político. “Me parece que no están los tiempos para restarse de discutir una constituyente paritaria. Es importante que el Senado se sume a este acuerdo y que no desconozca que ha sido tranversal”, destaca.

—¿Cuál es la fórmula, a juicio de ustedes, que garantizaría la paridad de género en el proceso constitucional?

“En este contexto, creemos que es el que fue aprobada en la Cámara de Diputados, que fue la asignación paritaria de escaños, la indicación que se aprobó. Esto es con el actual sistema electoral porque también hay que acordarse que gobierno decía que el acuerdo estaba ‘escrito en piedra’. Entonces, prácticamente no se podía alterar en nada el sistema electoral. Con esa base, nosotras propusimos esta asignación paritaria que tiene dos estrategias: La primera es emparejar la cancha. Esto asegura un resultado de equilibrio de género, dependiente si el distrito elige un numero par o impar de escaño. Creemos que en los distritos pares tienen que salir electos el 50 por ciento de hombres y el 50 por ciento de mujeres, y en los impares ningún sexo puede superar a otro en una candidatura electa. Eso te asegura que, si en todos los distrito impares se vieran beneficios hombres, habría un piso de 45% de representación (en caso de que en los distritos impares salieran más hombres electos que mujeres). Ninguna de las otras formulas que andan dando vueltas asegura ese piso.

“En la propuesta del gobierno de ‘listas cerradas’, dicen que asegura un piso de 40%. Esto considerando las 73 mil -según dicen ellos- simulaciones que hicieron. Eso tampoco es seguro porque para que la lista cerrada pueda dar un resultado paritario se necesitan otras condiciones que en Chile no están. Lo primero, es que en los países [donde se ha aplicado] los distritos son mucho más grandes, no eligen tres, cuatro o cinco escaños. En México, por ejemplo, eligen 40 escaños, 25 escaños; en Argentina también son grandes. Lo segundo, es que en Chile hay distritos impares. Y lo tercero, es que sigue existiendo fragmentación partidaria. Toda esa combinación hace que esta propuesta sea muy inciertaPor lo tanto, de todas maneras al asignar los escaños con las listas cerradas habría que implementar algún otro mecanismo para después hacer una corrección”.

[Te puede interesar]: Comisión de Constitución de la Cámara aprueba proyecto de ley de paridad de género de RN

—Y de las simulaciones que ustedes hicieron sobre esta última fórmula, ¿qué resultados obtuvieron?

“Hicimos simulaciones lógicas con las listas cerradas considerando más de un millón de escenarios porque depende en qué distritos encabezan las mujeres, si esos distritos son competitivos para las mujeres. Nos arrojó márgenes de representatividad de las mujeres de entre un 27% hasta un 72%. La propuesta del gobierno es que estas listas sean encabezadas por mujeres, pero por sorteo. Es decir, hacer un sorteo para decidir a qué partido le corresponde y en qué distrito tener listas donde las mujeres encabezan. Eso es un tremendo error. El sorteo no es lo mismo que competitividad. Las mujeres, si es que encabezan listas como en México, tiene que ser en aquellos distritos para un partido donde le vaya bien y, por lo menos, en la mitad deben ser encabezados por las mujeres. La fórmula del gobierno no asegura la paridad”.

—También plantearon la “doble papeleta”. ¿Qué ha pasado con eso?

“Sí lo plantearon, pero imagino que lo desecharon porque sino lo seguirían teniendo sobre la mesa. Estuve hace unos días en el Senado y la propuesta que presentó Renovación Nacional es la de listas cerradas. Nosotras también pusimos reparos por esta fórmula. Sobre todo por el tema de la representación. Como esperamos que el órgano constitucional sea lo más representativo posible, al implementar una doble papeleta con los actuales distritos, básicamente estás dividiendo la elección en los distritos por dos, porque vas a elegir hombres versus mujeres y eso hace que tu dividas el número de escaños que vas a elegir. Esto es básicamente una competencia binominal paralela. Eso fomenta es que los partidos o las fuerzas mayoritarias salgan electas en desmedro de las más chicas”.

—¿En qué posición deja a las mujeres la propuesta de Chile Vamos?

“Lo que ellos dicen es que le daría representación de un 40%, pero tampoco sabemos de dónde sacaron esos cálculos porque distan de los nuestros que no nos arroja eso (entre 27% y 72%). El porcentaje que nos dio a nosotras es una incertidumbre extremadamente grande como para jugársela por eso”.

—¿El Servel tiene algún rol particular que jugar para asegurar la paridad?

“Que se respete la ley. La indicación que está avanzando en la Cámara establece claramente que los partidos o las listas, pactos o listas de independientes que no cumplan la cuota que se estableció en el proceso de presentación de candidaturas no se pueden incluir. El Servel está para se cumpla eso”.

—Esta semana la oposición se reunió para evaluar posibilidades de llegar a algún acuerdo con el oficialismo y viabilizar la aprobación. Hay posiciones divididas sobre esto. Pero hasta ahora, haciendo los cálculos, faltarían dos votos para darle luz verde. ¿Qué escenario prevé?

“Está muy incierto todavía. Hay conversaciones que se activaron desde que se comenzó a discutir en la comisión de Constitución del Senado, en conjunto con la comisión de Mujer y Equidad de Género. Se ha discutido harto, todas estas fórmulas, las ventajas y desventajas. El senador Felipe Harboe (PPD), que es el presidente de la comisión, puso esto en en tabla para que votara, los votos en la comisión estuvieron y se aprobó. Pero en la sala y efectivamente se aprueba por 3/5, nos faltan dos votos. Ahí va el rol de los senadores y senadoras que están haciendo gestiones para conseguir los votos en la derecha. Creemos que el senador Manuel José Ossandón (RN) se ha mostrado súper abierto a apoyar la paridad y la fórmula que llegue al Senado. Pero creo que todo es muy incierto y que se tendrá más claro a última hora”.

Parlamentarias presentan indicación por paridad

—Pese al acuerdo transversal entre las parlamentarias desde RN hasta el Frente Amplio, los obstáculos para que la igualdad de género en el proceso sea una realidad siguen siendo evidentes. ¿Cómo lo explica?

“No es primera vez que las mujeres hacen un acuerdo trasversal y el sistema, los hombres, no quieren apoyarlo. Ahora es la paridad, pero también ha pasado con votaciones relacionadas con derechos reproductivos y sexuales de las mujeresEsto se debe entender de esa manera. Mayoritariamente son hombres, pero también son mujeres de sectores más conversadores. Yo espero que haya algunos que sean más proclives [a aprobar la iniciativa]. Aunque tengo la impresión de que hay mucha gente que está complicada, sobre todo en Renovación Nacional o en Evópoli. Porque creo que hay personas que quieren apoyar la paridad, porque la indicación de la Cámara es la más adecuada, pero imagino que están conflictuados por la situación interna que están viviendo, de que hay muchos senadores que llamaron a votar contra el plebiscito. Entonces, debe ser complejo llamar a votar en rechazo y, por otro lado, estar de acuerdo con la paridad”.

[Te puede interesar]: Los votos clave de la derecha que necesitará el proyecto de Ley de Paridad de Género en el Senado

 

Contenido relacionado

Fiscalía investiga a embajador de Chile en Panamá, Germán Becker, por el caso de asesorías parlamentarias

“No somos tontos”: PPD acusa a Kast de hacer “pillería” en franja del plebiscito de abril

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

Tribunal Electoral boliviano inhabilitó candidatura de Evo Morales al Senado 

De Barcelona a Nueva York: chilenos “patiperros” exigen participar en proceso constituyente

Fernando Atria y su nuevo partido: “Tiene una visión política que lo aleja de las posiciones neoliberales”