fbpx
Internacional

Rita Segato y la práctica del Gobierno de crear un enemigo común: «Es la estrategia fascista por excelencia»

Por: Sebastián Reyes / Publicado: 03.05.2020
Rita Segato y la práctica del Gobierno de crear un enemigo común: «Es la estrategia fascista por excelencia» Rita Segato / Fotografía de El Comercio
En una conversación con "Coloquio de perros", programa transmitido en exclusiva por las redes sociales de El Desconcierto, la intelectual feminista Rita Segato se refirió a las principales problemáticas sociales y de género que afloran con la pandemia del COVID-19, y al rol fundamental de las mujeres en la reconversión de la sociedad, a través de su influencia histórica como formadoras de consciencia y criterio de las nuevas generaciones. "Las mujeres hacen los nudos del tejido social. El maternaje es político, plenamente político", estableció la académica argentina.

Este domingo en «Coloquio de perros», conversatorio social transmitido en exclusiva por las redes sociales de El Desconcierto, la invitada fue la escritora, antropóloga y activista feminista Rita Segato, quien habló sobre los debates de género y sociedad que se producen dentro del contexto de la pandemia mundial por el COVID-19.

Este encuentro reúne a los principales actores del mundo del pensamiento, los derechos humanos, la cultura, la academia, medios de comunicación alternativos y arte, y que se solían congregar en el Museo de Arte Contemporáneo de Santiago (MAC), con el fin de informar, debatir y reflexionar de forma abierta y gratuita con toda la comunidad asistente sobre el actual movimiento, sus demandas y las posibles salidas hacia un nuevo cambio social.

En esta edición, la intelectual oriunda de Argentina habló de cómo se construyen las identidades de género en el marco del aislamiento y la convivencia continua obligada, lo que modifica la estructura de los hogares.

«El género siempre es violento, es una relación conflictiva, inestable. Patriarcado y género son sinónimos (…) y ahora, en esta situación, el hombre queda reducido en un espacio igualado a la posición de la mujer«, estableció Segato.

«El espacio doméstico es femenino, desde tiempos ancestrales la división del trabajo ha sido por sexo, y es una división muy estricta, que no desaparece por unas décadas que llevemos luchando», explicó la académica, agregando cómo se combate esto desde el feminismo y una de las falencias en las que, en su opinión, cae el movimiento.

«El error que hemos cometido es que se cae en el autoritarismo, y hay autoritarismo dentro del feminismo, y yo no quiero que haya eso porque este es patriarcal«, aseguró la escritora.

Así también, se refirió a su usual teoría de la abolición del género, como elemento de clasificación y distinción entre los seres humanos. «Hemos caído en el binarismo de hablar de heterosexualidades y de homosexualidades. Hay tantas heterosexualidades como personas«, refutó Segato.

«Lo que me gustaría como espacio de convivencia es un mundo plural, ese es el norte, pluralizar este mundo heterogéneo, eso es lo que nos guía», sostuvo la feminista, asegurando que el rol de la mujer en este nuevo paradigma es fundamental.

«Las mujeres hacen los nudos del tejido social. El maternaje es político, plenamente político«, señala la investigadora social, estableciendo que es el sexo femenino el que carga con la tarea de transformar los paradigmas sociales, a través del espacio individual e íntimo de la crianza de los nuevos individuos e individuas, y la concepción del mundo que estos se hagan.

Además, la escritora también habló de su propio rol como transformadora social. «¿Cuál es mi militancia? Una larga en la sala de aula y luego con una comunidad de discípulos que formé, eso dentro de lo que uno enseña a pensar e instiga a preguntar. ¿Cuál es mi militancia hoy? Es una militancia de la palabra. Es muy importante la tarea de donar un vocabulario, porque lo que sirve la sociedad lo toma para nombrar la experiencia que necesita ser nombrada», comentó la trasandina residente en Brasil.

Finalmente, Segato también abordó los comportamientos que no quiere se extrapolen al feminismo y los movimientos sociales, haciendo referencia al concepto de «enemigo común», que adoptan los poderes ejecutivos para justificar medidas que se toman en momentos de crisis, por ejemplo. Esta práctica ha sido aplicada, por cierto, por el Presidente Sebastián Piñera luego del estallido social, cuando se refirió a la violencia como un «enemigo poderoso», y también por el ministro Jaime Mañalich ahora con la pandemia del COVID-19, a la que personificó como un «enemigo portentoso».

«¿Cuál es la estrategia fascista por excelencia? La creación de un enemigo común. Es una estrategia política villana», concluyó la intelectual.

Coloquio de Perros 2

Sigue en vivo una nueva transmisión de "Coloquio de Perros", con la participación de Rita Segato.

Publicado por El Desconcierto en Domingo, 3 de mayo de 2020

 

 

 

 

 

 

Contenido relacionado
Confinamientos se multiplican en España con casi un millón de contagios de COVID-19

Confinamientos se multiplican en España con casi un millón de contagios de COVID-19

Trump trata de «idiota» al epidemiólogo jefe de EE.UU. y amenaza con despedirlo

Trump trata de «idiota» al epidemiólogo jefe de EE.UU. y amenaza con despedirlo

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar
18 de octubre: voces feministas y disidentes en la ocupación de la ciudad

18 de octubre: voces feministas y disidentes en la ocupación de la ciudad

Diputado de Evópoli tildó proyecto de Educación Sexual Integral de «totalitario» por fomentar respeto a la diversidad y la no discriminación

Diputado de Evópoli tildó proyecto de Educación Sexual Integral de «totalitario» por fomentar respeto a la diversidad y la no discriminación

#JuntasHacemosHistoria: Seleccionadas de la Roja se unen a la campaña por el Apruebo

#JuntasHacemosHistoria: Seleccionadas de la Roja se unen a la campaña por el Apruebo