fbpx
Opinión

El Pre$idente

Por: Cristián Zúñiga / Publicado: 06.06.2020
Sergio Jadue /
Sergio Jadue fue ubicado en una plataforma de poder (presidencia ANFP) para servir a los verdaderos poderosos (Segovia y compañia), quienes le usaron como monigote para sacar del paso a “los buenos” de la película (Bielsa y Mayne-Nicholls).

Simbólico resulta que el actor colombiano Andrés Parra, mismo que representara a Pablo Escobar en la serie El Patrón del Mal, ahora y luego de tener que adelgazar 16 kilos, pase a cumplir el rol del ex presidente de la ANFP, Sergio Jadue.

La vida de Pablo Escobar fue la de un narcotraficante de fama mundial que logró reconfigurar las relaciones de parte importante de América Latina y desatar la guerra interna más cruel y despiadada del último tiempo en Colombia.

Las imágenes sangrientas y mafiosas de la serie inspirada en él aún recorren el mundo y marcan alta demanda de audiencias en cable e internet. De hecho, la serie ha penetrado en nuevas audiencias al punto que el acento “cafetero” y propio de los carteles de entonces, es imitado por jóvenes y niños en los cinco continentes.

La brillante representación de Andrés Parra logró inmortalizar a Pablo Escobar y constituirlo en una figura de las mafias globales, solo comparable con Al Capone o la ficción de El Padrino.

Sin embargo, este nuevo papel que le toca interpretar al actor colombiano (destaca su trabajo de atenuar el buen modular colombiano en pos del melancólico y brusco acento chileno), trata sobre la vida de un bribón pusilánime al que nadie, jamás, intentaría imitar. Un provinciano pilluelo cuyos símiles abundan en diversos contextos y dimensiones del país de los últimos 40 años.

Sergio Jadue fue ubicado en una plataforma de poder (presidencia ANFP) para servir a los verdaderos poderosos (Segovia y compañia), quienes le usaron como monigote para sacar del paso a “los buenos” de la película (Bielsa y Mayne-Nicholls).

Entonces la vida y obra del joven dirigente calerano se torna interesante cuando, motivado por su ambición e intuición, logra desmarcarse de sus inventores (al punto de renegar de ellos) instalándose a sus anchas en el trono del fútbol chileno. Y aún más, moviéndose como un experimentado sapo en las cloacas internacionales de la FIFA.

La vida de Jadue no tiene la intensidad sangrienta de los carteles de Cali o Medellín; tampoco posee los códigos de las mafias ochenteras. Lo que Sergio Jadue representa, es la descomposición institucional a manos de los circuitos bursátiles.

Es importante recordar que, quienes instalaron a Sergio Jadue en la presidencia de la ANFP, no consideraron el malestar de todo un pueblo que pedía mantener a Bielsa como DT de la selección. Entonces, hubo un grupo de empresarios que fueron capaces de echarse al bolsillo el clamor popular con tal de mantener sus mezquinos intereses.

Tampoco está de más recordar que, entre los que pusieron a Jadue en el trono, figuran hombres que se hicieron millonarios en dictadura (luego de comprar a precio de huevo algunas empresas estatales), Y en la década del 90 cometieron sendos delitos económicos en rubros de electricidad y educación. Sin ir más lejos, entre estos dirigentes futboleros figuran los empresarios que se coludieron para subir los precios del papel confort y los pollos.

Es cierto que el planeta fútbol suele, al igual que el Vaticano, tener normas, códigos y hábitos propios. Muchos de estos ni siquiera la justicia de los países han logrado penetrar y a pesar de emblemáticos casos de corrupción, organizaciones como la UEFA y CONMEBOL siguen gozando de diversas inmunidades y franquicias.

Pero la recién estrenada serie El Pre$idente no es solo una crítica al mundo dirigencial del fútbol. Esta serie funciona como una muestra en HD del cómo se fueron jodiendo las instituciones en Chile.

Es probable que, de no haber llegado el FBI a solicitar la detención de Jadue (ofreciéndole protección como delator), este dirigente aún seguiría en la ANFP o a la cabeza de algún club de primera. Quizás lo hubiéramos visto de candidato a gobernador o senador (su campaña podría haber exhibido el logro de la primera Copa América obtenida en la historia de Chile).

Hoy, los colombianos ven series inspiradas en Pablo Escobar, pero con la tranquilidad de saber que la guerra contra los carteles está relativamente controlada.

Nosotros en Chile veremos la serie de Jadue con la certeza de que muchas personalidades como la suya, siguen presente en cargos de primer orden. Y, lo más preocupante, tomando decisiones claves para el futuro de nuestro país.

Cristián Zúñiga
Profesor de Estado. Vive en Valparaíso.
Contenido relacionado

Son 40 años: de la dictadura a la pandemia

¿Cuánto afectará la pandemia a la permanencia de los estudiantes universitarios?

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

La ANFP es multada con US$2,3 millones por cobro cuota a clubes de Segunda División para ascender

Chahuán: “Los subterfugios que se intenten aplicar para mantener a Moreno en la ANFP no tienen ningún asidero”

Dos integrantes de Coquimbo Unido dieron positivo al coronavirus