fbpx

Consejo de Ministros aprueba plan para proteger a la fardela blanca

Por: Héctor Gutiérrez Guzmán / Publicado: 26.06.2020
Consejo de Ministros aprueba plan para proteger a la fardela blanca Fardela Blanca / Foto: ONG Oikonos /
La decisión permitirá coordinar y facilitar los esfuerzos para recuperar las poblaciones de esta ave marina migratoria en peligro de extinción.

Este viernes 26 de junio, en una sesión virtual del Consejo de Ministros para la Sustentabilidad encabezado por la Ministra del Medio Ambiente Carolina Schmidt, se aprobó el Plan de Recuperación, Conservación y Gestión (RECOGE) de la fardela blanca, un ave que solo se reproduce en tres islas de Chile. 

La fardela blanca es un ave marina migratoria que anida en las islas Santa Clara y Robinson Crusoe del Archipiélago Juan Fernández, e isla Mocha en la Región del Biobío. Pone un solo huevo al año, el que es cuidado por ambos padres, quienes cavan profundas madrigueras en el suelo para mantener al polluelo protegido por varios meses antes de iniciar una larga migración por el Océano Pacífico, la que puede llegar incluso hasta las costas de Canadá. Los polluelos solo lograrán reproducirse después de algunos años, siempre y cuando puedan sortear las amenazas en el mar y en la tierra. 

Fardelas blancas / Foto: ONG Oikonos

Hoy en día, ser un ave marina no es para nada fácil. Las actividades humanas han tenido repercusiones nunca antes vistas, afectando a las poblaciones y aumentando el riesgo de extinción de muchas especies. Los efectos se han registrado tanto en el ecosistema terrestre como en el marino. “La sobreexplotación de los recursos pesqueros, la contaminación marina, la pesca incidental, las especies exóticas invasoras e incluso la contaminación lumínica, son algunas de las amenazas que debe enfrentar la fardela blanca y otras aves marinas”, indica Verónica López, gerente de proyectos de la ONG Oikonos y encargada de liderar el plan para conservar esta ave.

Fardela blanca / Foto: ONG Oikonos

El plan RECOGE aprobado es un instrumento administrativo y de gestión que permite recuperar, conservar y manejar especies que han sido clasificadas por el Reglamento de Clasificación de Especies Silvestres del Ministerio del Medio Ambiente por su grado de amenaza. “Estos planes buscan que los procesos de conservación se hagan de una manera participativa y que logren coordinar las acciones del Estado, integrando también la visión del sector privado en un objetivo común”, señala Charif Tala, Jefe del Departamento de Conservación de Especies del Ministerio del Medio Ambiente.  

El plan para la fardela blanca, es el primero de este tipo presentado por una institución no gubernamental y viene a consolidar varios años de trabajo de la ONG Oikonos con instituciones del Estado y las comunidades de isla Mocha y del Archipiélago Juan Fernández. “Hemos trabajado por más de seis años involucrado a distintos actores para coordinar medidas específicas y concretas que permitan realmente enfrentar las amenazas de esta especie a través de un instrumento del Estado” menciona Verónica López. 

El proceso de elaboración del plan no fue para nada fácil, ya que buscó coordinar las labores de instituciones del mundo marino y terrestre para hacer frente a las amenazas en ambos ecosistemas. “Una de las cosas más interesantes de este plan, es que conjuga los esfuerzos para enfrentar amenazas terrestres y marinas. En este sentido el trabajo de Oikonos fue fundamental para abrir una línea de trabajo de colaboración más estrecha entre estos sectores, y ayudar a que diversas instituciones nos pongamos de acuerdo por un objetivo común. Siempre habíamos trabajado con especies terrestres, pero ahora tenemos un grupo de trabajo muy comprometido para avanzar en ambos frentes” señala Tala.

Taller participativo para la elaboración del plan / Foto: ONG Oikonos

“El plan tiene un componente marino importante, donde hemos trabajado junto al Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) y la Subpesca para disminuir las amenazas de la pesca incidental en las pesquerías de anchoveta y sardina, que es el principal alimento de la fardela blanca”, indica Verónica.   

Ahora, las instituciones deberán esperar los próximos meses para la oficialización del plan y continuar trabajando de manera coordinada en la implementación para cumplir con los objetivos y metas de cada actividad establecida.

“Estamos muy contentos por la aprobación unánime del consejo de ministros para la sustentabilidad, incluso porque hay ministerios que quieren ser parte del seguimiento e implementación de este plan para apoyar activamente la conservación y buscar soluciones para algunas de las amenazas. Estamos contentos porque ha sido un trabajo bastante largo, pero también tenemos en cuenta que es un gran desafío poder implementar este plan”, señaló Charif Tala del Ministerio del Medio Ambiente.

La aprobación de este plan marca un hito dentro de los esfuerzos para conservar no solo a la fardela blanca, sino también los ambientes marinos y terrestres donde habita. Este plan también marca el inicio de una etapa de trabajo mancomunada con las comunidades locales y las instituciones públicas y privadas para buscar el financiamiento que permita su implementación.

Contenido Relacionado
Análisis | Urgencia de Nueva Constitución y cambios institucionales para garantizar la protección de áreas silvestres y de la biodiversidad

Análisis | Urgencia de Nueva Constitución y cambios institucionales para garantizar la protección de áreas silvestres y de la biodiversidad

Piñera no firmará Escazú: «El acuerdo introduce obligaciones ambiguas para el Estado»

Piñera no firmará Escazú: «El acuerdo introduce obligaciones ambiguas para el Estado»

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.