fbpx

Nuevo escape masivo de salmones reflota cuestionamientos sobre normativa vigente

Por: El Desconcierto / Publicado: 02.09.2020
Nuevo escape masivo de salmones reflota cuestionamientos sobre normativa vigente /
Si bien hace algunos días la Subpesca publicó un nuevo reglamento que impone mayores exigencias a las estructuras de cultivo, organizaciones de la sociedad civil y expertos señalan que es necesario detener la expansión de la industria y caducar las concesiones cuando corresponda.

El Sábado 29 de agosto el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) confirmó un nuevo escape de salmones.

Esta vez, fueron más de 120 mil peces los que escaparon desde un centro de la empresa Salmones Camanchaca en Calbuco, región de Los Lagos.

El evento ocurrió durante la madrugada del 27 de agosto, cuando se vio afectada una jaula del centro de cultivo Fiordo Largo, estimando la fuga de un total de 124.309 ejemplares.

Este nuevo escape masivo de salmones se suma a una larga lista de escapes registrada a lo largo de los años de desarrollo de esta industria en el país.

Se estima que, solo en lo que va de 2020, más de 400.000 salmones se han escapado desde centros de cultivos.

Eventos de escape registrados oficialmente desde 2018 a la fecha. Fuente: SERNAPESCA

El recurrente escape de salmones no solo genera importantes impactos en los ecosistemas marinos, sino también a las comunidades locales.

De acuerdo a investigadores del centro Invasal, los salmones, al ser especies exóticas introducidas, pueden impactar las tramas tróficas y afectar recursos importantes como la centolla, la merluza o los pejerreyes, mermando recursos pesqueros comúnmente utilizados por pescadores artesanales y pueblos originarios.

Nueva reglamentación

A raíz de la serie de escapes masivos de salmones ocurridos, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) publicó un nuevo reglamento que impone mayores exigencias a las estructuras de cultivo.

De acuerdo a lo señalado por la entidad gubernamental, la nueva normativa fue elaborada bajo la premisa de que esas estructuras deben ser capaces de contener a los peces e impedir su fuga cuando ocurren tormentas, marejadas u otras contingencias.

El nuevo reglamento dispone una serie de obligaciones para las empresas salmoneras y advierte que estas son responsables directas de la seguridad de dichas estructuras.

En él, se establece que los centros de cultivo deberán someterse a inspecciones semestrales de los elementos que conforman las estructuras (tanto sumergidos, como en superficie) para efectuar las mantenciones o reparaciones necesarias.

«Se trata de una normativa que venimos trabajando durante los dos últimos años y que, básicamente, comprende mejores y más exigentes estándares para el cultivo de los salmones en las jaulas, con el fin de prevenir hundimientos y escapes», destacó el Subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya.

Medidas insuficientes

Estefanía González, coordinadora de Campañas de Greenpeace Chile, la nueva normativa de la Subpesca es una pérdida de tiempo y dinero.

En declaraciones emitidas por el medio el Llanquihue, González señalo que “Esperaríamos que, primero, se detenga la expansión de la industria. No se debería permitir la aprobación de un proyecto de salmonicultura más. Lo que se debería hacer es caducar todas las concesiones que se entregaron hace un montón de tiempo y que no han entrado en operación”.

Para Gonzáñez, otro elemento importante sancionar las empresas que han fallado en el cumplimiento de las normas, compañías que tienen probado daños ambientales, escapes de salmones, muertes de ballenas, daños a los fondos marinos, centros sin oxígeno.

“Deberían quitarles la concesión, luego vemos de qué estándares hay que hablar. Tenemos una industria que sistemáticamente quebranta las normas”.

De acuerdo a González, las sanciones económicas no acarrean grandes consecuencias para las compañías porque son gastos que incluyen en sus presupuestos.

Ejemplo de ello fue lo ocurrido en Estados Unidos el año 2018, donde el gobernador de Washington, Jay Inslee, firmó una resolución que determina el fin de la producción de salmón del Atlántico y de otras especies no nativas el año 2022 debido a los severos impactos medioambientales que ha generado las operaciones de la empresa Cooke Aquaculture.

Por su parte Alex Muñoz, director de National Geographic Pristine Seas para América Latina, señala que una nueva regulación no va a reducir los sistemáticos escapes.

«En más de 35 en la que la salmonicultura ha funcionado en el país, nunca han logrado construir jaulas que no se destruyan con los temporales que son normales y usuales en las zonas donde se emplazan los centros de cultivo» indicó.

En este sentido, Muñoz señala que el año 2010 se aprobaron una serie de leyes para evitar los escapes, pero nunca se dictaron las regulaciones acordes.

FOTOS | Ballena que murió en centro de cultivo de salmón corresponde a especie en peligro de extinción

 

Contenido Relacionado
Alerta Blanca: Construyamos un nuevo Chile desde el “otro” Chile

Alerta Blanca: Construyamos un nuevo Chile desde el “otro” Chile

Brasil: Conmovedora imagen revela deceso de pingüino tras ingerir una mascarilla anti COVID-19

Brasil: Conmovedora imagen revela deceso de pingüino tras ingerir una mascarilla anti COVID-19

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.