fbpx

Análisis | Permitir que los bosques vuelvan a crecer naturalmente ‘puede ser mejor opción que plantar’

Por: Alfredo Unda / Ingeniero forestal, Máster en estudios ambientales / Publicado: 26.09.2020
Análisis | Permitir que los bosques vuelvan a crecer naturalmente ‘puede ser mejor opción que plantar’ / Alfredo Unda
Un nuevo estudio publicado en la revista Nature destaca que permitir que los árboles vuelvan a crecer naturalmente sin intervención puede ofrecer una mejor alternativa para reducir el impacto de la crisis climática.

El costoso y difícil trabajo de plantar árboles para recuperar bosques que han sido cortados o eliminados puede no ser la única manera de restaurar las capacidades de absorción de carbono del planeta.

Un estudio global reciente ha encontrado, que al permitir que los árboles vuelvan a crecer naturalmente sin intervención puede ofrecer una alternativa más barata.

Mantener los bosques en pie sigue siendo una de las mejores maneras para reducir el impacto de la crisis climática, aunque los bosques y matorrales siguen siendo cortados o degradados de distintas formas en grandes extensiones del planeta, mediante la deforestación, la agricultura mal practicada u otras explotaciones. A menudo, los madereros, los prospectores mineros y los ganaderos avanzan rápidamente, devastando la vegetación a su paso.

Establecer plantaciones parece no ser la mejor manera para restaurar el equilibrio de carbono, como lo describe un estudio recién publicado en Nature. El estudio señala que permitir que los bosques se recuperen y vuelvan a crecer naturalmente por si mismos es más barato y además permite que prosperen árboles nativos y su vida silvestre.

La autora principal del estudio, Susan Cook-Patton, de “Nature Conservancy” comentó en “The Guardian”, que permitir que los árboles se regeneren en forma natural es a menudo una opción más simple.

«Tienen que eliminarse las alteraciones o usos del suelo que impiden que el bosque se recupere, por ejemplo, cuando el terreno se ha despejado para establecer empastadas, se puede quitar el ganado o poner cercas. De este modo se logra que el bosque se regenere sin tener que establecer una plantación.»

A nivel global, las mejores regiones para permitir que los bosques se regeneren naturalmente se encuentran en las regiones tropicales del oeste y el centro de África. El crecimiento tarda un poco más en Europa central y Oriente Medio, pero en términos de captura y almacenaje de carbono su importancia es fundamental porque se trata de millones de hectáreas donde los bosques pueden presentar gran capacidad de regeneración.

El estudio no compara las tasas de crecimiento entre los sitios que se dejan restaurar naturalmente con las tasas en terrenos donde se hacen intervenciones de plantación, o los costos de establecimiento de las plantaciones propuestas. “Tales intervenciones podrían necesitarse para facilitar la recuperación de la biodiversidad máxima de los bosques”, agrega Cook-Patton.

«Si las fuentes de semillas están cerca y el sitio no está demasiado degradado, entonces es posible que distintos tipos de bosques puedan volver a crecer por sí mismos», dice. «Si el sitio está degradado y las fuentes de semillas están lejos, o si las únicas fuentes de semillas son de una o pocas especies, se puede plantar todo el sitio, o establecer parches de plantación y así fomentar la recuperación de un bosque más diverso.

La plantación directa no asegura necesariamente un bosque más diverso al final, ya que a menudo puede ser difícil adquirir distintas especies.» Hay que tener en cuenta que mediante la plantación por parches se está imitando a la naturaleza al establecer un grupo similar de especies a las que debieran estar presentes y para ello es importante disponer de plántulas suficientes de las especies a plantar.

Los bosques en pie absorben alrededor de un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero emitidas por las actividades humanas cada año. El estudio encontró que la posibilidad de que el crecimiento natural de los bosques nativos absorba el carbono ha sido muy subestimada, en aproximadamente un tercio en general y en aproximadamente la mitad en el caso de los bosques tropicales.

El estudio presenta mapas globales con las distintas posibilidades de recuperación del crecimiento de bosques naturales en regiones y sitios donde es una buena opción (ver figura abajo).

«Sabemos que no hay una solución única para abordar el cambio climático», destaca Nancy Harris de World Resources Institute y coautora del estudio. «Nuestro objetivo es mostrar dónde los bosques pueden capturar carbono más rápido por sí mismos, una estrategia de mitigación que implica mantener los bosques en pie. Si los dejamos actuar, los bosques pueden hacer por nosotros, parte de nuestro trabajo de mitigación del clima».

En Chile se estima que se pueden ahorrar millones de dólares al permitir, facilitar y fomentar que la naturaleza se recupere por sí sola, en sitios que tienen las condiciones para ello, sin necesariamente plantar, solamente controlando las actividades humanas que no permiten que el bosque se recupere, y aplicando técnicas de restauración específicas a cada sitio en particular.

Una demostración histórica de la capacidad de recuperarse del bosque nativo es la existencia de alrededor de 4 millones de hectáreas de renovales nativos en distintos sitios, donde los bosques volvieron a crecer naturalmente tras ser abandonados por incendios o sobrepastoreo.

Figura.  Tasas de secuestro de carbono en la biomasa aérea en áreas potenciales de restauración a nivel global: A medida que los países, empresas y entidades multilaterales desarrollan sus planes para fomentar el crecimiento de sus bosques naturales como estrategia de mitigación del clima, este mapa global de resolución de 1 km, con las posibles tasas de acumulación de carbono en la biomasa aérea proporciona información esencial para orientar las actividades hacia las áreas con mayor potencial de acumulación de carbono, estimando el retorno previsible de la inversión en carbono y afinando aún más la percepción de cómo influyen los bosques en los ciclos de carbono terrestres a escalas local, nacional y global.

Permite a los gobiernos afinar sus Contribuciones Nacionales Determinadas (NDC) relacionadas con el crecimiento de sus bosques nativos y estimar rápidamente la acumulación potencial de carbono y priorizar evaluaciones más detalladas. Así, se facilita comparaciones más sólidas de la recuperación y crecimiento de los bosques nativos con otras opciones de mitigación del clima y se confirma que la regeneración de los bosques naturales puede contribuir fuertemente a estabilizar el calentamiento global.

Análisis | Los árboles de crecimiento más rápido terminarán favoreciendo la crisis climática

Contenido Relacionado
Análisis | La economía de las rosquillas – como el “donut” nos puede ayudar a mejorar la vida en Chile

Análisis | La economía de las rosquillas – como el “donut” nos puede ayudar a mejorar la vida en Chile

Ñuñoa: Corte Suprema acogió recurso de vecinos y frena proyecto «Mall Vivo»

Ñuñoa: Corte Suprema acogió recurso de vecinos y frena proyecto «Mall Vivo»

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.