No se trata sólo de dinero: es dignidad

No se trata sólo de dinero: es dignidad