La desobediencia civil de evadir el pasaje y la economía moral de la ciudadanía