#EspecialAmorEsAmor: “Hagamos el amor en la barricada”, canciones para un amor revolucionario

Por: Cristofer Rodríguez / Publicado: 14.02.2020
capucha /
El sistema económico aprovecha estas fechas –y cualquier otra– para aumentar los flujos económicos. Pero que el mercado haya secuestrado al amor, no quiere decir que no exista fuera de la lógica capitalista. De Víctor Jara a Ana Tijoux, de Eduardo Peralta a Anarkia Tropikal. ¿Quién dijo que las canciones de amor son patrimonio del mercado y el neoliberalismo?

¿Qué rol tiene el amor en tiempos de revolución? Es cierto, el amor ha sido secuestrado por el mercado, como tantos principios humanos que han sido comercializados y tranzados como productos con valor monetario en un sistema que, además, hoy está en cuestión en Chile. Sin embargo, pueden registrarse algunas canciones de amor revolucionario que, por supuesto siempre podrán escucharse, sin necesidad de la excusa de San Valentín.

Cuando voy al trabajo
Víctor Jara, 1974
Publicada por primera vez en su álbum póstumo Manifiesto, ‘Cuando voy al trabajo’ es una de las piezas más delicadas y sensibles que haya compuesto Víctor Jara. Dedicada a Joan, los versos cuentan sobre un obrero que se dirige a su lugar de trabajo, mientras recuerda a su pareja y el futuro juntos una vez que triunfe la revolución.

Pienso en ti. Mi vida, pienso en ti.
En ti, compañera de mis días y del porvenir.
De las horas amargas y la dicha de poder vivir.
Laborando el comienzo de una historia sin saber el fin.

Canción de amor contigo y con todos
Eduardo Peralta, 1983
Popularizada para las nuevas generaciones gracias a la serie Los 80, la canción del primer disco del cantautor Eduardo Peralta sonaba en la serie de Boris Quercia cada vez que Claudia y su novio frentista, Gabriel, se encontraban. Incluso, en una ocasión en el emblemático Café Del Cerro. La canción, justamente remite a un amor juvenil y consiente en contexto de dictadura.

Si es necesario hacer futuro,
desde tu cuerpo lo inventaré.
Si el mundo pide decisiones,
las tomarás y las tomaré.
Salud y canto para todos
es la consigna de nuestro amor,
y será cómplice el hermano
relampagueante y libertador.

Canción de amor y revolución
Raúl Acevedo, 1987
Un par de fronteras más hacia la periferia y alejado de la elite que representaba el canto universitario, se encontraba la trova proletaria de Raúl Acevedo, más sucia, más directa, aunque no menos poética y sensible. Esta canción abre su primer disco en 1987.

Voy a decirte niña que hace tiempo,
contigo quiero conversar
Algunas cosas como por ejemplo,
de las gaviotas y la luna en el mar
Pero las cosas no se han ido dando
y hay que mirar la realidad
Yo te propongo comenzar a amarnos
entre fusil bala y clandestinidad

Nena
Neumático en llama, 1987
Un grupo que no alcanzó a editar un disco, pero representa la escena más proletaria del rock penquista de los años 80. El estribillo de ‘Nena’ se hizo inmortal en la octava región y volvió a la memoria con cierta proyección nacional gracias a las redes sociales en el contexto del estallido. Una canción que llama a hacer el amor en la barricada.

Nena hagamos el amor
Hagamos el amor en la barricada
Nena un orgasmo vas a tener
si conmigo vienes un neumático a prender
Nena, hagamos el amor
Hagamos el amor en la barricada
Tú y yo juntitos, tapados con un gorro,
dándonos besitos tirando una molotov

Amor encapuchado
Anarkia Tropikal, 2007
Una canción vieja, que se remonta al año 2007, pero que debió esperar diez años para ser reeditada oficialmente. La banda de cumbia punk dedica una canción de amor a aquellas parejas que juntas se encapuchan y que hoy conformarían la primera línea de la protesta.

Una extraña y hermosa silueta vi
Entre su capucha unos ojos me miraban
Se me acercó y me dijo así
“Guacho, ahora una molo”
Hipnotizado yo se la di
Con valentía la encendió
Y con ella mi amor

Política, amor y revolución
Villa Cariño, 2013
La banda sonora de las movilizaciones estudiantiles del año 2011 fluctuó principalmente entre el folk, el rap y la cumbia. Villa Cariño como una de las bandas líderes del movimiento, se inspiran en la experiencia social de la movilización universitaria para editar este clásico de la nueva cumbia chilena, con sugerente título

Gracias mi amor, mi futuro
La vida ha sido linda contigo
Y es que hemos compartido tanto, hablado de tanta cosas
De política, de amor y de la revolución

Salvaje Decibel – La mirada del amor (2014)
Cuando la escena del rap y la música urbana asumía un afán cosmopolita (lo que ocurrió con parte importante de la música popular chilena alrededor del año 2000), emerge Salvaje Decibel para liderar el recambio del rap nacional, mirando a la población y la realidad nacional. De su segundo disco destaca ‘La mirada del amor’, sobre una relación combativa y rebelde.

Lo verdadero es que el discurso tome pulso en el cuerpo entero.
Te doy mi brazo de almohada, abraza a mi caliente,
a mi ser como el ardiente fuego de una barricada.
Invítame a tu velada proletaria.
Si lo que tienes de hermosa también lo tienes de revolucionaria.

Ana Tijoux – Creo en ti (2014)
Más que protesta, esta es una canción de resistencia. Una bella canción de amor que Tijoux graba en compañía de Juanito Ayala, en donde el sentido está puesto en la fortaleza y las herramientas para la lucha como cualidades admirables de un compañero o compañera.

Creo en lo imposible, creo que es posible.
Hacer de este mundo un mundo sensible.
Creo en nuestros sueños como punta de lanza.
El arma perfecta para nivelar la balanza.
Creo en las acciones, las acciones cotidianas.
Te llenan de vida, te llenan de esperanza.
Porque tu luz cotidiana enciende la sonrisa que sale por la mañana (Creo en ti).
Porque veo tu fuerza inexplicable, esa justa dignidad inconmensurable (Creo en ti).
Yo reafirmo que tu rabia proviene del dolor y tu lucha florece del amor (Creo en ti).
Porque en ti, me veo yo (Creo en ti).

Contenido Relacionado

[Selectores 8]: #EspecialAmorEsAmor

Cenzi y su libro sobre Makiza: “Nunca fuimos oscuros ni hardcore, la alegría fue la que nos unió”

Déjanos tus comentarios

BABEL

La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Lo más leído
“Ella no es una mujer para amar”: 10 veces en que el rock chileno desafió al patriarcado
Obreros Gráficos: El rol de los ilustradores en la primavera chilena
Roberto Márquez: “Los jóvenes son los que nos han hecho cuestionarnos la realidad que vivimos”