“Resistiré, para seguir viviendo”: El segundo tiempo del himno del Dúo Dinámico tras la cuarentena española

Por: César Tudela / Publicado: 23.03.2020
Duo Dinámico /
"Ya pertenece a los ciudadanos, es el himno oficial de la resistencia al virus", han dicho sus autores. La canción, ha vuelto a las radios españolas y sus escuchas en plataformas de streaming ha crecido exponencialmente durante la cuarentena en la Península ibérica. En Babel, revisamos su historia, y nos hablan de su impacto y trascendencia Ricardo Martínez, autor de "Clásicos AM" y Álvaro España, líder de Fiskales Ad-Hok, banda que transformó la canción en himno de resistencia pero en clave punk.

Como una “vacuna emocional” tildó El País a la canción que el Dúo Dinámico compuso en 1988 para el disco En Forma y que en estos días se ha convertido en la banda sonora de los españoles que llevan varios días de cuarentena nacional. El dúo compuesto por los catalanes Manuel de la Calva y Ramón Arcusa, aún se mantienen vigentes a sus 83, y aunque viven a kilómetros de distancia (el primero en Madrid y el segundo en Miami), ambos observan –con orgullo– cómo su máximo hit se ha vuelto en himno de la resistencia para su natal España en medio de la pandemia global ocasionada por el coronavirus.

Cuando sienta miedo del silencio

“El que resiste, gana”. Una frase casual del Premio Nobel de Literatura Camilo José Cela fue la inspiración para la inmortal letra de ‘Resistiré’, creada por el periodista deportivo madrileño Carlos Toro. quien también se dedicó al oficio de letrista, con más de 800 canciones creadas (entre ellas, ‘Desesperada’ de Marta Sánchez). “Manuel me dijo que había escuchado una frase de Cela que le había gustado, y sobre ella me puse a trabajar”, recuerda Toro, quien en esa época atravesaba una etapa emocionalmente difícil, superando una ruptura sentimental. “Soy un pesimista recalcitrante. Creo que este mundo es un estercolero. Pero siempre veo brotes de esperanza. Las leyes de la vida son muy duras, por eso no quería que la canción mintiese. Pero luego hay un canto a la esperanza. La vida hay que vivirla, aunque haya muchos momentos amargos. En la vida hay más fracasos que triunfos, pero si el porcentaje de triunfos es razonable, merece la pena”, confesó hace poco el periodista.

“Cuando nos reunimos para enfocar el tema, estuvimos siempre de acuerdo en que tenía que ser un grito de rebeldía”, ha dicho por su parte el responsable de la música, Manolo de la Calva, puntualizando el trabajo en conjunto con Toro, añadiendo que “su letra es, palabra tras palabra, lo que se siente en la lucha por la vida”. Y al parecer, así lo han tomado los españoles, transformándola en un asidero motivacional frente a todo tipo de crisis. Hoy, específicamente, contra el brote de COVID-19 que mantiene en vilo a toda la península.

En una búsqueda rápida por YouTube, se pueden ver numerosos videos de gente cantando ‘Resistiré’ en sus balcones, otras reversionándola y hasta a la misma policía madrileña haciendo su propia versión. Frente a la cuarentena, la canción ha vuelto a sonar en los reproductores y celulares de los ciudadanos españoles: solo en Spotify refleja un aumento de 30.000 reproducciones diarias, y ya lleva acumulado más de nueve millones de escuchas totales. En YouTube, hasta hace una semana no existía una versión oficial, por lo que Sony Music España hizo lo suyo, acumulando más de cien mil reproducciones, mientras que otras versiones subidas con anterioridad suman millones de visitas.

‘Resistiré’ fue la canción con la que el Dúo Dinámico volvió a la escena musical luego de un medio retiro forzado tras la irrupción del rock y grupos como Los Bravos a fines de los 60, finalizando su primer tiempo en 1972. “Fue con esta canción con la que recuperaron la audiencia y que se transformó en una especie de himno en España durante esa época. Una canción que fue muy importante a fines de los 80, en la época de cierre de la balada romántica más tradicional”, nos cuenta el profesor de Literatura Creativa de la Universidad Diego Portales y autor del libro Clásicos AM (2019), Ricardo Martínez, agregando que “es una canción que evidentemente apela a luchar contra las inclemencias de la vida, teniendo un gran impacto mediático no solamente en España, sino también Latinoamérica. La canción evidentemente trata sobre luchar contra las inclemencias de la vida y a partir de eso se ha hecho muy popular en esta época y ha sido recuperada fundamentalmente por la gente que está haciendo cuarentena en España”.

Curiosamente, la canción no tuvo un impacto inmediato, y solo llegó un par de años después cuando Pedro Almodóvar la incluyó como banda sonora de su película ¡Átame! (1990), sonando al final de la película,. “Es una canción que nació redonda. No hay una frase vana en todo el texto. Resume la debilidad humana, pero a la vez teñida con esa esperanza que nos hace vivir y ganar a la adversidad en el día a día”, dice por su parte el cantante Ramón Arcusa, quien también ha señalado –desde EE.UU.– que “mucha gente (con alguna enfermedad crónica) se ha agarrado a la canción y la tienen como bandera de lucha. Es un honor (…) En Argentina incluso fue bandera durante el corralito. Es un himno para muchísimas personas que tienen problemas de toda índole, de salud, familiar, de trabajo… La cantidad de mails, tuits y whatsapps que cada día recibimos es enorme, muchos más desde la crisis del coronavirus”, insiste, orgulloso de que “ayude a mantener la esperanza”.

“Es una canción que une, no de una manera romántica, pero sí de una manera brusca, directa… por narices”, recalca De la Calva. Y eso se está demostrando, precisamente, estos días en los que la unión –aunque sea virtual y no física– se ha hecho necesaria. Sin ir más lejos, la Comunidad de Madrid ha pedido a los ciudadanos colaboración para grabar un video con la canción, cuyos derechos autorales han sido cedido al Gobierno regional,  y lo suban a las redes sociales con el hashtag #ResisteMadrid. El objetivo es que después protagonicen un trabajo audiovisual que se difundirá a través de sus redes sociales en solidaridad y apoyo al esfuerzo que está haciendo la población durante la cuarentena.

Soy como el junco que se dobla pero siempre sigue en pie

Si bien ‘Resitiré’ gozó de amplia rotación en las radios chilenas a fines de los 80 y principios de los 90, fue una reversión la que la acercó a otra generación y la volvió un himno de resistencia en clave punk.

Diez años después de su publicación original, los nacionales Fiskales Ad-Hok graban la canción para su tercer disco, Fiesta (1998), transformándose también en su single de promoción. Rápidamente, la canción se volvió en uno de los clásicos en el repertorio de la pionera banda punk rock y para toda una generación de jóvenes post dictadura.

“Desde siempre, antes de conocer el punk, me gustaba el Dúo Dinámico”, nos cuenta Álvaro España, líder de Fiskales Ad-Hok. “Me gustaban los dos hits que tenían: ‘Esos ojitos negros’, con la que rayaba con su letra romántica y profunda, y ‘Resistiré’, que siempre me llamó mucho la atención su letra. Me imaginaba que si la sacaba de contexto, la abstraía de todo y la escuchaba con otro ritmo –más allá de la música y su ritmo inolvidable (tararea)–, era muy potente. Me encontraba con un contenido de un hueón aperrao’, de un luchador; una letra que se puede aplicar a la clase obrera, que siempre es la más aporreada pero que siempre está con el ánimo de salir adelante a dar cara”, profundiza.

Para España, la letra ya trascendió a sus autores originales y a ellos mismos como “continuadores” por ser “demasiado buena”, y que seguirá perdurando con los años. “Siempre he pensado que una buena canción trasciende a su creador y una de las primeras canciones que me hizo pensar eso es justamente ‘Resistiré’, con esa letra que uno se podía apropiar y que identifica tanto a las sociedades obreras del mundo”, enfatiza. Además, nos relata que a toda la banda le pareció una buena idea cuando propuso grabarla y “hacerle una versión punk rock” a fines e los noventa. “La melodía es súper simple, iba de la mano con lo que hacíamos nosotros con tres notas. En ese tiempo la propuse y a todos les encantó la idea porque la letra es muy güena, por eso creo que hoy se vuelve a retomar. Es lo mismo que pasó con ‘El baile de los que sobran’ de Los Prisioneros, canciones que no tienen tiempo, son anacrónicas y siempre van a poder representar un sentimiento de lucha, rechazo, dolor”.

“Lo más importante es que sigamos resistiendo y que se diga, por favor, que no podemos estar manejados por gente tan inoperante como los del gobierno de Piñera y ese pelotudo de Mañalich”, aprovecha de retrucar, en su estilo, Álvaro España, para rematar con un contundente “yo también resistiré y la conchetumare'”. El espíritu del mensaje, sin importar el tono y la latitud, es el que añora una sociedad que se enfrenta a la primer gran crisis sanitaria global del siglo XXI.

Contenido Relacionado

[Contingencia Ilustrada] Toque de queda efectivo

[#Viña2020] Pablo Alborán y la nueva masculinidad

Déjanos tus comentarios

BABEL

La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Lo más leído
Para pasar la cuarentena: Onda Media reúne cine chileno online y gratis
“Ella no es una mujer para amar”: 10 veces en que el rock chileno desafió al patriarcado
Obreros Gráficos: El rol de los ilustradores en la primavera chilena