Cicletada de las Niñas: Cuando las mujeres se toman la calle

Por: Bastián Fernández y César Tudela / Publicado: 09.01.2020
Cicletada de las Niñas /
Este domingo se realizará la tercera "Cicletada de las Niñas" en Plaza Brasil. El evento, que había sido pospuesto tars el estallido social, ofrecerá actividades paralelas talleres de mecánica y capuchas.

Tras el estallido social, una de las tantas actividades al aire libre que debió reprogramarse fue la Cicletada de las niñas, iniciativa gestionada por los colectivos Ciclistas Sueltas y Comunidad Viajar Sola, y que estaba planificada justo dos días después del 18 de octubre. A más de tres meses de movilizaciones –donde el uso del espacio público ha sido fundamental para las movilizaciones sociales–, finalmente las organizaciones fijaron para este domingo la realización del evento bicicletero.

“La cicletada estaba planeada para el domingo 20 de octubre y fue suspendida a raíz del Estado de Emergencia instaurado por el Gobierno. Desde esa fecha, hemos observamos un aumento de ciclistas en las calles y cicletadas masivas cada domingo“, cuentan las organizadores del evento en su comunicado. Sin embargo, pese a ese incremente en el uso de la bicicleta –principalmente como medio de transporte–, también advierten que “las niñas siguen ausentes de estos espacios, por razones tan diversas como el miedo, los largos trayectos de las cicletadas o el hecho de que muchos colegios terminaron antes las clases”. Es por eso que este domingo, a partir de las 10 de la mañana en Plaza Brasil, la Cicletada de las niñas pretende democratizar aún más esos espacios y “mostrar que las calles son nuestras, una declaración fundamental en estos tiempos”. Para lograr estos objetivos, el recorrido de la cicletada será de tres kilómetros, entre Plaza Brasil y Parque Quinta Normal, y ofrecerá múltiples actividades en conjunto, entre las que destacan el taller de mecánica y el de capuchas, ambos totalmente gratuitos.

Ya no más vergüenza al pedalear

Los problemas que el transporte público sufrió tras el estallido social y las movilizaciones de los últimos meses hicieron cambiar y replantearse la forma en que nos relacionamos con la ciudad y cómo nos movemos en ella. A la luz de una ineficiencia crónica en el servicio del Transantiago y que la actual situación de la red de Metro (que en las primeras semanas sumó Líneas enteras cerradas) sigue a medias, los ciudadanos del Gran Santiago tuvieron la necesidad de cambiar sus costumbres de traslado. Ahí es donde la bicicleta adquirió un protagonismo nunca antes visto en la capital, a pesar que el crecimiento anual del país en su uso, según se publicó en junio de 2019, era del 10%, un aumento fuerte según los especialistas. El clásico medio de transporte de dos ruedas fue la variante al transporte tradicional (incluido el uso del auto particular y servicios como Uber o Beat), a pesar de las falencias sustanciales de infraestructura vial que presenta Santiago para los ciclistas urbanos. Tal fue su auge, que se generaron congestiones en algunas ciclovías, además de un alza notoria en la venta de bicicletas. Incluso, la demanda en su uso se habría duplicado en algunas zonas a raíz de la crisis del transporte público, según publicó el arquitecto urbanista Tomás Echivurú a fines de octubre en una medición realizada informalmente, pero que daba testimonio del fenómeno.

Para Daniela Suau, activista de Muévete, iniciativas como la Cicletada de las Niñas, que además de promover una actividad de movilidad sustentable, tienen el plus de tener foco de género, “son importantes porque se necesitan acciones para emparejar la cancha, ya que históricamente a las niñas no se les ha permitido el mismo acceso a la bicicleta que a los niños“. Además, menciona que “una ciudad donde niños y niñas se sientan seguros para ir al colegio en bicicleta, es una ciudad segura para todos”. En esta misma línea, la escritora y productora María Paz Castillo, coordinadora de Comunidad Viajar Sola, señala que “es importante tener un evento como éste, en el que mujeres y niñas puedan relacionarse, contar sus experiencias y entregar herramientas  sobre cómo andar en la calle, espacio que siempre se les ha negado“.

Desde la organización, hacen un llamado a que las asistentes lleven agua, colación, algo para el picnic y que cada una de las asistentes a la cicletada se aseguren que estén en buen estado. Además, indicaron que también se pude participar con patines, bicicletas de apresto o monopatines.

Déjanos tus comentarios

BABEL

La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.