Economía y Emprendimiento

El golpe a los fondos de AFP que dejaría el acuerdo de reorganización de Latam

Por: Ruben Escobar | Publicado: 13.05.2022
El golpe a los fondos de AFP que dejaría el acuerdo de reorganización de Latam Avión de Latam (referencial) | Agencia Uno.
Esta semana Latam anunció haber llegado a un acuerdo con los bonistas locales para su plan de reestructuración. Entre los acreedores nacionales se encuentran las AFP, quienes bajo la nueva fórmula podrían recuperar solo cerca del 50% de los US $183 millones que la aerolínea les adeuda.

En la mañana del pasado miércoles, la aerolínea Latam emitió un comunicado sobre el plan de reorganización que lleva a cabo en la Corte de Nueva York, en Estados Unidos. Tras meses de negociaciones, la compañía llegó a un acuerdo con los tenedores de bonos chilenos, los acreedores más críticos y quienes se opusieron a la propuesta de la empresa. La próxima semana presentará el plan a la justicia norteamericana.

Los detalles del acuerdo permitirán que los tenedores de bonos chilenos de Latam -que representan US $500 millones- recuperen alrededor del 50% de la deuda (antes del acuerdo era 19%), aunque a cambio de aportar recursos para la reorganización de la aerolínea.

Entre los bonistas locales, representados en el proceso por BancoEstado, se encuentran la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC), el banco Bice y las compañías de seguros de vida Security y Metlife. Pero dentro de este grupo también se encuentran involucradas algunas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) y, por tanto, dineros para la jubilación de los trabajadores.

“Desde hace un tiempo que hemos promovido el consenso entre nuestros acreedores y este es un gran logro. El acuerdo indudablemente beneficia a todas las partes”, sostuvo Roberto Alvo, CEO de Latam Airlines Group S.A. Sin embargo, los cálculos indican que el golpe para la inversión de las AFP podría ser de US $92 millones. Las administradoras que están dentro de los bonistas son AFP Capital, Provida y Cuprum.

Todo lo anterior es parte del plan de la compañía que contempla inyectar US $8.190 millones a la aerolínea a través de un aumento de capital, la emisión de tres series de bonos convertibles y más deuda.

La mitad de la deuda, pero aportando recursos

Fue en mayo de 2020 cuando Latam se acogió al conocido Capítulo 11 de la Ley de Quiebras norteamericana. La crisis de la pandemia de COVID-19 terminó por agudizar la situación financiera que la compañía aérea ya arrastraba.

En noviembre de 2021, Latam presentó su propuesta de reorganización. El plan original permitía que los acreedores de los bonos locales solo recuperaran un 19% de lo que Latam les debe, en circunstancias que los acreedores extranjeros podían llegar a obtener hasta un 100% de la deuda emitida por la filial de la empresa -Latam Finance-, bajo ciertas condiciones. Incluso, si los bonistas nacionales aceptaban invertir nuevamente, podían llegar solo a un 28% de retorno.

La propuesta generó la molestia de los locales y acusaron a la compañía de perjudicarlos. Incluso, los acreedores hicieron una presentación ante la justicia local para controvertir el plan.

Ahora el panorama es distinto, pero lejos de alcanzar el 100% de recuperación de los acreedores extranjeros. El acuerdo que se cerró el pasado martes y que se oficializó un día después, permite que los bonistas puedan recibir hasta cerca del 50% de la deuda, pero en la medida que puedan aportar recursos frescos para la reorganización y, además, incluye mayores plazos de pago.

De los US $500 millones de los bonos nacionales de Latam, a las AFP les corresponden US $183 millones, según detalló El Mercurio en enero pasado. De esta forma, con el acuerdo las administradoras podrían recuperar poco más de US $90 millones.

La fórmula que ideó la compañía implica las opciones de que los acreedores adquieran Bonos Convertibles Clase A; Bonos Convertibles Clase C; o nuevos bonos corporativos que Latam emitirá en UF por hasta US$180 millones. Es decir, ayudar a la liquidez a la aerolínea.

Para aquellos que elijan los bonos convertibles se incluye un pago en efectivo que partiría en US$212 millones y podría superar los US$250 millones. Esto último dependerá de la diferencia entre el Ebitdar (las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación, amortización y los costos de rentas o reestructuración) de principios de este año y el que se dará 15 días antes de que genere la salida del Capítulo 11.

Un plan casi cerrado

Latam con “sus filiales en Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Estados Unidos lograron el apoyo de prácticamente la totalidad de los acreedores a su Plan de Reorganización”, fue el anuncio de la compañía esta semana.

Con el cierre de esta arista, se estima que la aerolínea logró que cerca de un 65% de los acreedores en dólares dé su aprobación al plan de reorganización. Además, alcanzar el acuerdo significa que BancoEstado y el Comité de Acreedores Valistas retirarán las objeciones al plan de la compañía y confirmarán ante el tribunal su satisfacción con lo pactado.

El próximo 17 y 18 de mayo se llevará a cabo la audiencia donde el juez de la Corte de Nueva York revisará la propuesta de Latam para hacer frente a sus obligaciones financieras. Con el ahora amplio respaldo al plan, se espera que el magistrado entregue el visto bueno, lo que podría ocurrir en el transcurso de la misma audiencia o días después, si la Corte prefiere revisar con mayor detalle el plan.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.