Crónicas del aula: senadores ganando más que un profesor